El alcalde de Alicante dedica un parque a la mujer de su asesor

2
1488
Publicidad

La noche de año nuevo de 2022, Dña. Inmaculada Pérez Gálvez, esposa y madre de tres hijos, fallecía tras días de lucha contra la enfermedad. Inmaculada era la encargada de una céntrica floristería de Alicante, sin embargo, era más conocida por los vínculos que su familia mantiene con el Partido Popular de la ciudad, del que viven prácticamente la totalidad de sus miembros y cuyo cabeza utilizó este sábado 18 de febrero sus influencias para lograr que el alcalde le dedicase un parque.

Una lucrativa amistad

El marido de la difunta florista es el periodista y actual regente de la agencia de loterías «El Gordo Afortunado» Vicente Cutanda. Este mantiene desde hace años una estrecha amistad con Luis Barcala, actual alcalde de Alicante y cabeza del partido en la ciudad.  Estos lazos le han permitido extender sus tentáculos en el PP de Alicante durante años, logrando colocar a su hija Cristina Cutanda como asesora de protocolo del alcalde (percibiendo casi 2500€ del erario público), a su otra hija Carolina Cutanda al frente de las Nuevas Generaciones (NNGG) del partido en la ciudad, y a sí mismo, como asesor de comunicación del PP.

Luis Barcala, entre Toño Peral y Vicente Cutanda, en la presentación del comité de campaña del PP en 2019. Fotografía JUAN CARLOS SOLER

El cada vez mayor peso que este clan familiar ha alcanzado en Alicante cristalizará en las listas municipales, donde ya se sabe con certeza que la menor de las Cutanda ocupará un puesto de salida para poder acceder a una concejalía, sin embargo, han querido ir más allá haciendo uso de sus influencias sobre el alcalde, para lograr que menos de un año después de su defunción, la matriarca del clan de su nombre a un parque municipal.

Agravio a los alicantinos ilustres

Más allá del amor que sus familiares le profesasen y la amistad que compartía con el alcalde, Inmaculada Pérez no fue ningún personaje ilustre de Alicante, ni más importante que cualquier otra florista o madre alicantina y las escasas 20 personas que asistieron al fastuoso acto de presentación del parque así lo atestiguan.

Sin embargo, mientras que Luis Barcala se apresuraba a utilizar el pleno de la ciudad para agasajar a sus amigos con un parque bautizado a medida, la comisión de Memoria Histórica tenía que dejar fuera del callejero a personajes como D.Juan Antonio García Solera, impulsor del desarrollo turístico de la ciudad, D. Miquel Grau, asesinado por militantes de Fuerza Nueva en plena transición, D.José Estruch, ilustrísimo autor teatral de la primera mitad del siglo XX o al premiado escultor D.Arcadi Blasco.

La sombra del delito

El recién enviudado Vicente Cutanda disfruta con una amiga en un conocido bar de la ciudad, a los pocos meses del deceso de la homenajeada.

Mientras que algunos se preguntan incrédulos, por qué el pleno de la ciudad concedía una plaza a la desconocida mujer de un asesor del alcalde, tan solo unos meses después de su fallecimiento, otros han visto en este gesto interesado y cortijero, los posibles indicios de delitos de tráfico de influencias, cohecho o prevaricación.

A menos de tres meses de unas elecciones municipales el PP podría verse envuelto en otro escándalo de corrupción si finalmente el asunto llega hasta la fiscalía, cosa que según parece, es más que segura.

Publicidad

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí