Zapatero supo que ETA fabricaba explosivos antes del crimen de Barajas y pese a ello siguió negociando con los terroristas

0
943
Publicidad
Zapatero sabía que ETA "fabricaba explosivos" tres meses antes del atentado de la T-4 y siguió negociando

Zapatero, el presidente que estuvo a punto de llevar a la deriva económica a España en sus dos legislaturas en La Moncloa, sabía que ETA estaba fabricando explosivos tres meses antes del atentado de la Terminal-4 de Barajas y. pese a ello, siguió negociando con la banda terrorista. Así se desprende de las actas dadas a conocer en los últimos días y que han sido ofrecidos por medios nacionales con todo lujo de detalles.

Los documentos fueron incautados al etarra Thierry tras su detención. En ellas, se recoge la reunión entre los emisarios socialistas y los etarras que tuvo lugar el 26 de septiembre de 2006. Al encuentro, asistieron tres enviados de Zapatero camuflados bajo las siglas GO-2, GO-3 y GO-4. Por parte de la banda terrorista, acudieron el conocido Josu Ternera, de candente actualidad judicial por su detención en Francia, quien acudió bajo el nombre de (EO-1), acompañados de EO-2 y E-4.

Durante las conversaciones, y según consta en las actas, se llegó a decir por parte de uno de los enviados especiales que «la gendarmería francesa dice que ha detectado una serie de traslados, que ha encontrado algunos bidones utilizados con polvo de aluminio y el análisis sobre ello indica que estáis trasladando/moviendo sustancias explosivas para hacer artefactos. Si eso es así, la policía francesa dice que no va a permitirlo durante mucho tiempo y que por lo tanto debéis paralizar toda es actividad».

En un país civilizado y serio, este hombre estaría sentado en un banquillo camino de prisión por las fechorías que hizo y que ahora seguimos sufriendo.

A continuación, el mismo emisario (GO-4) señala que pueden «poner plazos» para cumplir algunas de las pretensiones planteadas por los terroristas, pero que antes ETA debe «acabar con movimientos de sustancias explosivas».

Al día siguiente, el 27 septiembre, los emisarios del Gobierno que presidía ZP vuelven a sentarse con los etarras con la disposición de «cumplir los acuerdos» que plantea ETA, a cambio de otras contrapartidas por parte de los terroristas.

El enviado de Zapatero (GO-4) interviene para suplicar que «se tiene que acabar la fabricación de explosivos. Esto puede llevar la policía francesa a practicar detenciones, puesto que los bidones vacíos que han encontrado (polvo de aluminio) han sido utilizados. Os pedimos vuestro compromiso en este sentido puesto que es un incumplimiento (contravención)».

El 28 de septiembre de hace trece años hubo nueva reunión de unas dos horas de duración «porque la delegación GO tiene que partir». Vuelve a tomar la palabra GO-4 para referirse a los explosivos: «Si se confirma que estáis trasladando el polvo de aluminio para hacer artefactos lo consideraremos un incumplimiento grave».

Sólo 3 meses después de la última reunión recogida en las actas, el 30 de diciembre de 2006, la banda terrorista ETA colocaba una furgoneta bomba con más de 200 kilos de explosivos, empleando el citado polvo de aluminio, en el aparcamiento D de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas. Dos ecuatorianos, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, fallecieron en este atentado terrorista de la banda criminal ETA.

La policía española calculó que unos 320 kilos de polvo de aluminio fueron empleados por ETA para confeccionar artefactos para atentados, como en el de la Terminal-4 del aeropuerto de Barajas del 30 de diciembre de 2006.

La Subdirección Antiterrorista francesa (SDAT) estimó en 2014 que los 1.290 kilos de polvo de aluminio robados por los etarras hubieran podido servir para fabricar «casi ocho toneladas de sustancias explosivas» como el amonal o el amosal habitualmente empleados por ETA.

Todas estas noticias, junto a la aparición en los últimos tiempos de ZP suplicando «diálogo» tanto para etarras como para el conflico generado por los independentistas catalanes, han servido para que Vox haya presentado en el día de hoy una querella criminal contra el expresidente del gobierno de España al entender la formación que preside Abascal «que es intolerable que un ex presidente pretenda dar lecciones a una sociedad herida en estos momentos por comportamientos que han pasado las líneas rojas del Código Penal»

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí