Policía Nacional y Guardia Civil buscan al candidato de Vox en Benidorm en las municipales de 2019 para su ingreso en prisión condenado por malos tratos

0
2470
Publicidad

Algunas de las imágenes de candidatos del partido de Santiago Abascal en la provincia de Alicante son demoledoras. La formación verde que preside Ana Vega ha visto a condenados por violencia de género en sus listas, como es el caso de Benidorm, y cargos de confianza que han terminado por abandonar su puesto como es el caso de Elche, donde la mano derecha de quien fuese candidato a la alcaldía cumple condena hasta finales de 2031. Ahora la Policía Nacional y Guardia Civil andan buscando a David Pérez Brigido para su ingreso en prisión al acumular dos condenas en firme que dimanan de juzgados de Navarra.

Hace tres años empezamos a analizar en Agencia6, con pruebas irrefutables, que Abascal tenía en Alicante el cáncer que acabaría con Vox en España si nadie ponía remedio, y parece que el tiempo, como buen juez insobornable, nos está dando la razón. Han ido pasando los meses, y lejos de mejorar la situación interna del partido, las bajas de afiliados y la decepción de a simpatizantes es sabido y conocido por todos. Mantener a Ana Vega al frente de la formación verde en la quinta provincia de España en todos los baremos es un sinsentido. Está demostrando que su credibilidad anda entre el cero y la nada, con una gestión nefasta del caudal de votos que Alicante otorgó en las generales de noviembre de 2019 a Vox, con tres diputados en las Cortes. Ahora las encuestas fiables dan, a lo sumo, medio diputado. Es imposible hacer peor las cosas.

Según la información a la que ha tenido acceso Agencia6, la síndica y portavoz de Vox en las Cortes Valencianas, sabía cuando dio el visto bueno a las candidaturas municipales de 2019 a quién o quiénes colocaba en ellas. Es conocido por todos que Vox obliga a sus aspirantes a no contar con antecedentes penales en su trayectoria personal, y es palpable que esta señora no hizo bien sus deberes, al colarse de forma torticera o intencionada ciertos personajes que ya estaban condenados cuando se incluyeron sus nombres en las papeletas. Si fue incapaz de controlar algo tan simple según los estatutos de Vox, imagínense Ustedes a esta mujer al frente de un organismo público con presupuestos millonarios a la hora de tomar decisiones vitales para la sociedad. Lo de Irene Montero que tanto se critica hoy en día quedaría a la altura del tacón de sus zapatos con Ana Vega al frente.

David Pérez (izquierda) junto a Ana María Cerdán (derecha), diputada actual en las Cortes Valencianas

Así, David Pérez Brigido, candidato a la alcaldía de Benidorm fue condenado en firme el 27 de febrero de 2019 por el Juzgado de lo Penal número 5 de Pamplona a dos años de prisión, tres años de privación de portar armas, a cinco años de prohibición de comunicarse con la víctima y cinco años de prohibición de acercarse a la víctima, amén de la responsabilidad civil a la que fue condenado.

Ana Vega, la presidenta provincial de Vox, sabía de ello y sin embargo envió a su marido Mario Ortolá (actual portavoz en el Ayuntamiento de Alicante desde aquellos comicios de 2019), a hacerse la foto con el condenado y con el coordinador de Vox, tal y como podemos ver en la foto de portada. David Pérez Brigido fue obligado a renunciar a su candidatura, y su sucesor Diego Ramón del Castillo Gómez Cambronero, también tuvo que renunciar un par de semanas más tarde al saberse que ya tenía «pactado» con el PP de Benidorm futuros negocios en caso de necesidad de pacto entre los partidos entonces en manos de Abascal y Casado.

Agencia6 ha hablado con la víctima de violencia de género al saberse que una segunda condena en firme llevará a prisión a quien fuese cabeza de lista de Vox en Benidorm. Ella tiene miedo, mucho miedo, habiéndose reforzado su amparo policial ante el temor de ser agredida por el condenado. La Policía Nacional y Guardia Civil ya tienen órdenes de búsqueda y captura para su ingreso en prisión y cumplimiento de las dos condenas acumuladas.

No es el único caso

Tal y como informamos en su día, siendo el detonante de la dimisión de la portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Elche, Amparo Cerdá, su mano derecha y cargo de confianza en el despacho municipal era por aquel entonces Juan Francisco García Alcaina, condenado por violencia contra la mujer en dos juzgados de España, el número uno de Ibiza en 2088 y 2011, amén de las dos condenas de de los juzgados de Elche, en 2015 desde el número uno y 2018 por el juzgado de lo penal número dos, con una condena de alejamiento de su ex pareja hasta noviembre de 2031.

Este cargo de confianza en el Ayuntamiento de Elche, que contaba con la anuencia y visto bueno de Ana Vega como presidenta provincial, fue «paseado» por la cúpula provincial de Vox Alicante allí donde una fotografía con cargos del partido a nivel nacional necesitaban de su presencia. En la foto de la derecha le vemos junto a Espinosa de los Monteros sentado al lado de la presidenta provincial y del diputado en las Cortes por Alicante, Manuel Mestre.

No resulta creíble que un partido que presume de defender a la mujer ante la violencia de sus parejas, no tenga la capacidad de saber de las condenas de sus candidatos y cargos de confianza en esa materia. De no existir la documentación oficial de juzgados y policías, no sería creíble. La sociedad, por tanto, debe conocer estas cosas, por mucho que escueza a estos políticos que, sin tener capacidad de representarse a sí mismos, nos piden la confianza a los ciudadanos para regir nuestros designios. La sociedad debe de plantarse y decir ¡Basta! ante tanta mediocridad de formaciones políticas indignas con impresentables al frente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí