La Policía irrumpe en la boda de Belén Esteban y Miguel

0
1263
Publicidad

El peor de los pronósticos de la colaboradora, finalmente, se ha cumplido

Belén Esteban y Miguel Marcos ya son marido y mujer. La televisiva y el conductor de ambulancias han puesto el broche de oro a una relación de casi cinco años con una emotiva ceremonia. Los novios han estado rodeados por cerca de 300 invitados en la mediática ceremonia celebrada este sábado por la tarde en la finca «La Vega del Henares».

Todos los colaboradores que han hablado tras la boda, e incluso Jorge Javier Vázquez, aseguran que la ha sido muy emotiva. Los dos momentos que han arrancado con las lágrimas de los asistentes han sido la entrada de la novia y el discurso de Andrea Janeiro, su hija, en la que ha profesado su amor hacia su madre y ha aprovechado paralanzar un «zasca» a su padre.

Pero este último no ha sido el único momento «tenso» de la celebración pues, tal y como aseguraba el paparazzi Diego Arrabal en su conexión en directo con el programa «Viva la vida», la policía ha tenido que intervenir en la boda de «la princesa del pueblo». El fotógrafo ya había asegurado esta tarde que si conseguía una foto de la novia, no iba a dudar en publicarla hoy en directo e iba a hacer lo imposible por «reventarle» la exclusiva.

«Tengo mi equipo de cámaras, tengo a varios compañeros trabajando y se va a llevar una gran sorpresa Belén y todos los invitados», decía amenazante. Él, por su parte, se subía en una especie de grúa para conseguir robar las fotos de la boda.

Pues bien, parece que finalmente la Policía Nacional habría intervenido en el enlace, tal y como ha afirmado el propio Arrabal en «Viva la vida», para detener a dos de su fotógrafos, que habrían incumplido las normas de seguridad. No se ha podido confirmar si estas personas se encontraban en los aledaños o en el interior de la finca, pero parece que el peor de los pronósticos de la colaboradora se ha cumplido.

Sin embargo, hace apenas unos minutos, Jorge Javier desmentía esta información: según sus palabras, han sido los propios fotógrafos quienes han llamado a la Policía por el mal trato que estaban recibiendo.

El paparazzi, por su parte, asegura que tiene en su tarjeta de memoria más de 1.000 fotos en las que también e incluirían las del vestido de la novia. Un gran conflicto de intereses que pone en peligro la exclusiva de la televisiva con la revista «¡Hola!»

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí