La Ley Valenciana de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo será mejorada desde la Generalitat en favor de sus beneficiarios

0
498
Publicidad

La consellera de Justicia agradece a las asociaciones y entidades su labor para que las generaciones más jóvenes sepan “que unos asesinos intentaron frenar el avance de una sociedad”

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, se ha comprometido a revisar la Ley 1/2004 de la Generalitat Valenciana de Ayuda a las Víctimas del Terrorismo para incorporar nuevas medidas de apoyo de las personas beneficiarias de la norma ya que “han transcurrido muchos años y sus circunstancias han variado” por lo que necesitamos “un instrumento normativo para dar una mejor respuesta a la situación de las víctimas hoy en día”.

La consellera ha recogido así la petición de los representantes de las 16 entidades y asociaciones de víctimas del Terrorismo de toda España con los que se ha reunido en el Centro Memorial de Vitoria en un encuentro en el que también ha participado el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Rubén Alfaro.

Bravo ha asegurado que, desde la aprobación de la ley la Generalitat ha concedido ayudas directas a las víctimas valencianas del terrorismo por valor de 7,1 millones de euros. Por otra parte, mantiene convenios de colaboración con las siete entidades y asociaciones de víctimas que operan en la Comunitat Valenciana para ayudarles a mantener sus actividades para “concienciar a la sociedad de lo que supone la intolerancia y promover actuaciones de dignificación y acciones educativas y formativas que contribuyan a formar a las nuevas generaciones en valores de convivencia, tolerancia y respeto a los derechos fundamentales”. En conjunto, a estas entidades se les han otorgado subvenciones por valor de 840.000 euros en los últimos seis años.

Durante la reunión, Gabriela Bravo ha agradecido a las asociaciones y entidades de víctimas del terrorismo su labor para perpetuar “los tres principios fundamentales que no podemos olvidar como sociedad democrática: verdad, justicia y memoria” y, sobre todo, para que las nuevas generaciones sepan “que unos asesinos intentaron frenar el avance de una sociedad e intentaron con la violencia acabar con la palabra”.

Para la consellera, “se generó mucho sufrimiento y por eso es necesario continuar trabajando, mirando al futuro, pero sin olvidar lo que pasó”. Por ese motivo, hay que “seguir recordando y mantener la memoria viva, como hicimos ayer con el testimonio de Marta Buesa” -la hija del diputado socialista Fernando Buesa, asesinado por ETA en febrero de 2000- que compartió el jueves una charla con 80 estudiantes y docentes de ocho institutos de Alicante, Castellón y Valencia que se han desplazado a Vitoria para visitar el Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo. Este grupo lo conforman los primeros participantes del Programa de las Unidades Didácticas de Memoria y Prevención del Terrorismo que la Conselleria de Justicia puso en marcha en el curso 2021/2022 en colaboración con la Conselleria de Educación, el Ministerio del Interior y las asociaciones y entidades de víctimas.

La consellera ha mostrado su agradecimiento a las asociaciones y entidades de víctimas porque, gracias a su trabajo, “la Comunitat Valenciana es un referente para la convivencia, la concordia y no podíamos encontrar mejores actores para abrir ese camino que las víctimas del terrorismo”.  Para Gabriela Bravo, “la sociedad tiene una deuda inmensa con todas las víctimas y de ahí la importancia de las asociaciones, que siguen perpetuando esos tres principios fundamentales que no podemos renunciar como sociedad democrática: verdad, justicia y memoria”.

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí