La empresa Plastic Forte de Banyeres de Mariola sancionada tras admitir que tomaba datos biométricos de sus empleados sin consentimiento

1
1206
Publicidad

La empresa Plastic Forte, una de las factorías plásticas más importantes del pueblo Alicantino de Banyeres de Mariola, famoso hasta el momento por su escultura de Jaime I «el pajas«, ha sido sancionada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), debido a una falta muy grave relacionada con la captación de datos biométricos de sus más de 406 empleados (sin contar con los miles que han podido pasar de forma temporal por su plantilla).

20.000 euros de sanción

Según el documento hecho público por la AEPD, la empresa recopilaba la información biométrica de sus empleados, cuyo reconcomiendo facial era utilizado para fichar a la entrada y salida de sus puestos de trabajo, procesando sus rasgos sin su consentimiento y sin contar con las pertinente medidas de seguridad que estos datos requieren por su especial sensibilidad, ya que en malas manos, pueden servir desde para desbloquear dispositivos personales, hasta para acceder a cuentas bancarias o suplantar identidades.

La sanción, inicialmente de 20.000€ fue rebajada después de que la empresa admitiera su responsabilidad y accediera al pronto pago de esta, aunque se abre ahora la posibilidad de que los cientos de empleados afectados se dirijan contra Plastic Forte por la grave negligencia cometida.

Derechos de los trabajadores

En conversaciones con expertos en derecho laboral del Sindicato Independiente de la Comunidad Valenciana, que ya asesoraron al empleado que denunció los hechos, estos consideran que la resolución de la AEPD supone un precedente muy importante en la de defensa de los trabajadores, cuyos derechos y libertades están mucho más protegidos ante el avance de las nuevas tecnologías de reconocimiento facial y recogida de datos biométricos, abriendo una vía para su defensa en caso de demandar a las empresas que incumplan esta normativa, permitiéndoles reclamar indemnizaciones que podrían cuantificarse en miles de euros, siempre que justifiquen su paso por la compañía y que no haya transcurrido más de un año desde la firmeza de la pionera resolución publicada hace dos días por la AEPD.

El denunciante, aún en plazo de recurrir la resolución, baraja reclamar que en la sanción no se haya valorado, tal y como también denunció y acreditó, que la empresa tampoco contaba con un delegado de protección de datos, o que no se le diera la información completa cuando ejerció su derecho de acceso a su información personal. Las sanciones impuestas por la AEPD pueden alcanzar los 600.000€ de cuantía, por lo que aún existe margen para que Plastic Forte deba apoquinar la diferencia.

El denunciante recomienda que cualquiera que se vea afectado, o desee informarse sobre sus derechos, puede contactar con el Sindicato Independiente para obtener más información, tal y como él hizo.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí