Análisis de THE LAST OF US PARTE I

0
228
Publicidad

Juego disponible en formato digital y físico.

Naughty Dog vuelve a la carga con una de sus sagas más queridas en el mundo de los videojuegos. Desde que se lanzara en 2013 para PlayStation 3, The Last of Us ha ido cosechado seguidores por todo el planeta con su impecable acabado técnico y sonoro. Cuando en 2014 se lanzó su versión Remastered para PlayStation 4, muchos se escandalizaron porque veían innecesario que en tan sólo un año se lanzase una revisión del juego. Hasta que lo jugamos. Ahora en 2022 Naughty Dog ha lanzado para PlayStation 5 (y próximamente para PC) una nueva revisión de su obra maestra pero, ¿era necesaria dicha revisión sabiendo que The Last of Us Remastered era un juego perfecto?.

The Last of Us transcurre a principio del 2000 en una hipotética realidad a la nuestra. Una variante del hongo Cordyceps ha mutado, y ahora sus esporas sí afectan al ser humano. Estas esporas modifica su apariencia y comportamiento, volviéndo al portador violento, que por desgracia, ha empezado a infectar al ser humano.

En The Last of Us Parte I nuestro objetivo es llevar Ellie, una niña de 14 años, cruce los Estados Unidos desde Massachusets hasta Utah. Pero como os podréis imaginar, el viaje no será fácil.

EMPIEZA EL VIAJE

Por el camino nos encontraremos a los infectados por el hongo Cordyceps: los Chasqueadores. Los Chasqueadores no pueden vernos, pero tienen el sentido del oído muy desarrollado y nos pueden encontrar muy fácilmente si nos movemos rápidamente. Como dijimos, son muy violentos, pero se mueven muy lentamente.

Pero también tenemos a Los Corredores, otra variante que sí nos pueden ver y son muy rápidos cuando vienen a por nosotros. Pero no faltarán algún que otro jefe de fase que ha mutado muchísimo y será un hueso duro de roer. Pero a los que deberemos de temer es al ser humano, porque al no haber mutado se mueven en grupo y te pueden crear una emboscada donde podemos pasarlas canutas. Con todos los enfrentamientos deberemos explorar bien la zona para aprovecharla a nuestro favor. Podemos encontrar desde ladrillos y botellas para despistar a los chasqueadores, a tablones de madera y bates de béisbol para acabar con nuestros enemigos. Pulsando R1 podemos «escuchar» atraves de las paredes, donde los enemigos los veremos en color blanco para saber por donde se encuentran.

Pero no faltarán las armas de fuego, donde podremos recoger munición que estará repartida por el mapa o que dejarán caer los humanos cuando acabemos con ellos.

Las armas se pueden mejorar en los bancos de trabajo que hay durante el juego, pero para mejorarlas deberemos craftear recogiendo piezas que iremos encontrando.

También podemos crear botiquines, bombas de clavos que explotan al acercarse o cócteles molotov para quemar a los enemigos. Pero también mejoramos nuestra salud, el desvío de las armas o la velocidad de curación.

También recogeremos cartas o leeremos pintadas en las paredes que nos darán más información, sobre todo personal, de los acontecimientos vividos.

EL MUNDO DE THE LAST OF US

Si ya en TLOU 2013 y 2014 el mundo donde transcurre la aventura se veía genial, ahora en PlayStation 5 se ve ESPECTACULAR. La mejora con la que se ha recreado no tiene parangón. La naturaleza se ve más viva que antes y los escenarios han mejorado enormemente, ya sea por la resolución y la creación de más edificios «tapando los huecos» que por causa de la limitación del hardware de PlayStation 3 disponía. La iluminación, más natural, imposible.

The Last of Us Parte I trae tres modos gráficos diferentes: el modo fidelidad que alcanza resolución 4K a 30 FPS, el modo rendimiento con una tasa de 60 FPS con resolución 4K dinámica y podemos desbloquear la tasa de frames y aplicar tasa de refresco variable (VRR). Ya la elección de cada modo dependerá del gusto de cada uno.

Pero donde más vamos a notar la mejora es sobre todo en las secuencias de video donde lucen con un detalle y un realismo que te hacen quedarte sin palabras, creyendo en más de un momento que estás viendo a actores en lugar de personajes de videojuego. I N C R E I B L E. Tienes que verlo por ti mismo.

El apartado sonoro está a otro nivel, se oye increíblemente bien(aunque hay un par de audios descompensados). Las composiciones de Gustavo Santaolalla te transportan a lo mas profundo de la naturaleza primitiva del ser humano. Chapó. Volver a escuchar las voces de Lorenzo Beteta, María Blanco, Conchi López, Claudio Serrano, Luis Bajo, Ana Esther Alborg o Sandra Jara entre otros, es una auténtica delicia con los Headset Pulse 3D.

Vuelve el Modo Foto en todo su esplendor, y ya os digo de antemano que os vais a volver locos haciendo fotos de cada uno de las localizaciones y rincones del juego.

TLOU viene con un montón de ayudas que antes no estaban en el Remastered como por ejemplo, para los que sufran de daltonismo, mareos, etc.

También tenemos el DLC «Left Behind» desde el principio pero si no avanzas lo suficiente en el juego, no te lo recomiendo porque te vas a comer un par de spoilers más grandes que Godzilla. Avisados quedáis.

CONCLUSION

The Last of Us Parte I es SUBLIME, ESPECTACULAR, INCREIBLE, DESGARRADOR…todos los elogios que le podamos dar, eso es el remake de The Last of Us. Es cierto que habrán personas que piensen que no era necesario un remake por el poco tiempo que había pasado (yo me incluía hasta hace unos días), pero cuando vuelves a ponerte su versión Remastered de PlayStation 4 una vez has jugado al Remake, no sabes que lo querías y lo necesitabas. Así se hace un Remake.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado PlayStation.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí