Análisis de THE INQUISITOR

0
151
Publicidad

Juego disponible en formato digital para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X/S y PC. Disponible en formato físico para Xbox Series y PlayStation 5.

Juego analizado en Xbox Series X/S.

Desarrollado por The Dust, editado por Kalypso Media y distribuido en nuestro territorio por Meridiem Games nos llega The Inquisitor, un juego de aventuras y fantasía oscura con elementos de acción, que te obliga a enfrentarte a difíciles decisiones morales.

Una vez clavado en la cruz y a punto de morir, Jesús se ve consumido por la rabia más absoluta. Se libera y desata una violenta venganza contra todos los no creyentes. Pasan los siglos y ahora un ejército de inquisidores fanáticos impone brutalmente la fe en esta Iglesia empapada de sangre.

En el juego somos Mordimer Madderdin, un inquisidor al servicio de Dios, enviado a la ciudad de Koenigstein, plagada de misterios y pecados. El juego está ambientado en una versión alternativa de la realidad (religiosa), inspirada en la serie de libros Inquisitor de Jacek Piekara.

Durante el juego deberemos resolver los diversos casos y crímenes de aquellos que han transgredido la fe, todo ello mientras descubrimos la verdad de un mal más oscuro de otro reino que está intentando entrar en el mundo de los vivos.

Nuestro papel como Inquisidor es mantener el orden e imponer la fe en Dios, en un mundo está lleno de pecadores que han perdido el rumbo. Mediante la búsqueda de pistas y el trato con otros personajes deberemos decidir el destino de aquellos a los que debemos juzgar en múltiples casos y misiones guiados por la historia. ¿Seremos juez o verdugo?.

Durante el juego encontraremos diversos coleccionables y documentos donde se nos pondrá al día de las curiosidades de los lugareños, gustos o extraños comportamientos que tienen. A modo de «visión espiritual mediante el rezo» podemos localizar objetos que a simple vista no vemos, seguir rastros o localizar el siguiente punto de la aventura.

Pero no todo es explorar, sino tendremos tiempo para pelear contra los infieles a espadazo limpio o interactúar con diversos Quick Time Events, eso sí, algo insulsos.

También encontraremos diversos altares repartidos por el juego que nos servirán para restaurar nuestra energía de Rezo. Pero no será lo único para lo que podamos usarlos, sino que sirve también para podernos desplazar espiritualmente al Otro Mundo.

Una vez dentro del Otro Mundo, deberemos recoger varios fragmentos que nos darán pistas muy valiosas y visualizaciones de eventos pasados que nos aportarán un haz de luz sobre los personajes que estemos siguiéndoles la pista.

Pero deberemos de llevar mucho cuidado ya que podemos morir también en este mundo a manos de espíritus malvados. Podemos combatirlos con la espada, pero en ocasiones nos tocará pasar desapercibidos rezando para evitar el conflicto.

Referente al apartado gráfico aguanta muy bien, pero no deja de ser un producto de la última tanda gráfica de PlayStation 3. El apartado sonoro está muy buen conseguido, tanto con el buen doblaje al inglés como los sonidos y la banda sonora. Los textos, en castellano, llegan con una gran traducción.

Gracias a Meridiem Games nos llega la edición física The Inquisitor Deluxe Edition que incluye la banda sonora original, el compendio digital y el atuendo de Gran Maestro.

CONCLUSIÓN:

The Dust ha intentado ser lo más fiel al mundo creado por Jacek Piekara en The Inquisitor, con personajes carismáticos, situaciones inéditas y con un buen ritmo de desarrollo hacen un juego bastante completo, pero que se ve empañado por su justo apartado gráfico. Aún así, es un juego muy recomendable que, no inventando nada que ya no hayamos visto antes, le da una pequeña vuelta de tuerca más y lo hace muy interesante.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado Meridiem Games.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí