Análisis de PRINCESS PEACH: SHOWTIME!

0
131
Publicidad

La Princesa Peach vuelve para protagonizar su propio videojuego titulado Princess Peach: Showtime! para Nintendo Switch, pero no es su primer videojuego en solitario, ya que nos tenemos que remontar hasta el 2005 con el lanzamiento en Nintendo DS del videojuego SUPER PRINCESS PEACH, aunque la primera vez que pudimos jugar con ella fue en Super Mario Bros 2 de NES.

Princess Peach: Showtime! es un videojuego de plataformas en el que los jugadores controlan a la princesa Peach mientras se embarca en una emocionante aventura cuando un día decide ir al Teatro Esplendor y formar equipo con Lucy para salvar el edificio de la malvada Grape y la Compañía Malaúva.

Por suerte, Peach ha logrado hacerse con ciertas habilidades sensacionales: gracias al poder de la cinta de Lucy, puede llevar a cabo distintas transformaciones y enfrentarse así a la malvada troupe de Grape. Cada una de estas transformaciones permite a Peach hacer una entrada triunfal, y le proporciona las habilidades necesarias para dar un final feliz a cada una de las obras teatrales arruinadas por la compañía Malaúva. 

La Princesa Peach dispone de un montón de transformaciones, como por ejemplo Peach Espadachina, que mantiene a raya a la Compañía Malaúva con estocadas certeras, fintas y contraataques. O también Peach Kung Fu, que contraataca dando saltos y patadas. Peach Superheroína curre a sus poderosos puñetazos y a su fuerza sobrehumana para defender a los lugareños, entre otras transformaciones.

En cada “obra” del juego, realizamos un acto en una obra en la que Peach asume un nuevo papel, cada uno de los cuales ofrece un conjunto diferente de habilidades. La historia es muy ligera pero establece una premisa de juego divertida y creativa. Se encuentran divididos en tres etapas repartidas por todo el teatro, haciendo que no terminemos cada obra del tirón. En el tercer acto deberemos de rescatar a los Esplendis (que son los personajes principales de cada obra) que de encuentran encerrados por Grape en el sótano del teatro.

En todos los niveles también tenemos objetivos adicionales, como encontrar un número determinado de «esplendoritas«, que son como las estrellas en los juegos de Mario y que necesitamos para desbloquear las puertas cerradas de los jefes de cada planta. Por que si, en Princess Peach: Showtime! también tenemos jefes finales muy distintos y variopintos.

En los niveles también encontraremos a personajes como Globerto, que nos dará monedas que podemos recoger y gastar en la tienda de trajes, y a Cintacio, que siempre está oculto y al encontrarlo nos da lazos adicionales para personalizar a Peach y a Lucy.

En cuanto a los gráficos, Princess Peach: Showtime! destaca por su estilo visual colorido y detallado. Los escenarios están llenos de vida y los personajes están muy bien animados, lo que le da al juego un aspecto encantador y atractivo.

La banda sonora del juego es otro punto destacado, con melodías alegres y pegajosas que acompañan perfectamente la acción en pantalla. Las canciones van desde temas tranquilos y relajantes hasta pistas más frenéticas y emocionantes durante los enfrentamientos contra los jefes finales. El único pero es que Pecha sólo dice palabras sueltas y son en inglés.

CONCLUSIÓN:

Princess Peach: Showtime! es un videojuego entretenido que combina una historia emocionante, una jugabilidad divertida y asequible a cualquier jugador de las plataformas en general, con unos gráficos encantadores y una banda sonora memorable. Es una experiencia que hará las delicias de los fans de la princesa Peach que pedían a gritos un juego individual sin ser, como de costumbre, un personaje más de otro juego de Mario.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado Nintendo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí