Los sindicatos piden derogar la reforma laboral del PP que ha generado millones de empleos desde 2012

0
634
Publicidad

Con unas cifras de la economía que recuerdan los primeros meses de 2008, con todos los sectores tambaleándose, hoy los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han trasladado a Pedro Sánchez que si no deroga la reforma laboral, una condición inexcusable para sus organizaciones, convocarán distintas movilizaciones en los próximos meses, según fuentes conocedoras de la reunión. Todo un dislate a la vista de la recesión económica que tenemos ya en marcha pese a los discursos triunfalistas de los miembros del gobierno en funciones.

Durante el encuentro, que se ha celebrado en La Moncloa, también ha participado la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, quien hoy ha repetido como un loro ante los medios el mismo discurso de siempre: «España está creciendo por encima de los países europeos», obviando datos de estos días que demuestran todo lo contrario en la economía española.

En la reunión, se ha analizado la situación del mercado laboral en España, marcada por los últimos datos del paro registrados -los peores en un mes de julio de la última década- y la situación de bloqueo institucional. Además, desde los sindicatos han defendido una actualización más allá del 0,25% las pensiones en 2020, y han pedido reformas estructurales en ámbitos como el laboral, energético o digital.

Los representantes sindicales han reprochado a Sánchez su incumplimiento con la derogación de la última reforma laboral, impulsada por el Partido Popular, y le han exigido que cumpla cuanto antes con su palabra derogando esta norma, que los sindicatos consideran «lesiva». Además han insistido en reclamar un aumento del salario mínimo interprofesional y la garantía de que se van a revalorizar y mantener las pensiones.

Pepe Álvarez y Unai Sordo han amenazado también al jefe del Ejecutivo con masivas protestas en la calle si no deroga, como mínimo, los aspectos de la reforma laboral que consideran más perjudiciales. La confianza de los líderes sindicales con el Gobierno de Sánchez está llegando al límite, y pretenden presionar así para dejar sin validez la normativa impulsada por Fátima Báñez.

Los sindicatos quieren cuanto antes un «Gobierno progresista», pero no van a presionar a ninguna fuerza política para que ese Ejecutivo se conforme. UGT y CCOO creen que el PSOE y Podemos «tienen la obligación de entenderse».

El líder socialista ha mantenido desde el pasado jueves reuniones con distintos colectivos, como una veintena de asociaciones por la igualdad de género, organizaciones y empresas de los campos de digitalización y ciencia, representantes del sector sanitario, educativo, de desigualdad social, de la España vaciada y ONG´s, así como con agentes de la industria, el turismo y el comercio.

Foto portada: Antonio Zarco, manifestación en Benidorm por mejora de servicios públicos contra PP en el año 2012

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí