Una fundación del PDeCAT recibió 330.000€ de la Generalitat para pagar la propaganda del ‘procés’

0
1500
Publicidad
  • Puigdemont va a dejar el PDeCAT antes de que el partido lo deje a él. Por hartazgo. Lo más normal es que el PDeCAT se quede finalmente con el nombre de Junts per Catalunya y empiece desde ahí a construir un partido de nuevo. Aunque lo más sensato es que un gobierno coherente ilegalizará esta formación.

A pesar de estar cada vez más desdibujado, como si se le estuviera yendo la tinta, lo cierto es que la sombra del ‘expresident’ continúa siendo alargada. Básicamente, porque necesita seguir ejerciendo de tótem del independentismo para no pasar al olvido y, sobre todo, para que le sigan financiando la pastizara que cuesta su retiro dorado en Waterloo. Llego a dedo, se marcho con el rabo entre las orejas y como el niño mal criado que tira la mano y esconde la piedra, continua con sus tramas, las cuales desde ya hace algún tiempo dejaron de agradarle a los miembros de su partido.

“No está solo. Tiene a mucha gente con él, una base radicalizada de cerca de 100.000 personas, un ejército de fieles que arrastraría fácilmente hacia la Crida o sea cual fuere su proyecto”, “Puigdemont ha cambiado el relato. Su primer libro no se parece en nada al segundo, pero su tirón es innegable.

La Generalitat otorgó a dedo subvenciones que suman más de 330.000 euros a la Fundación CATMón, vinculada a tres altos cargos del PDeCAT, y cuyo objetivo declarado es conseguir el «reconocimiento internacional de la nación catalana».

Los máximos responsables de la Fundación CATMón, Víctor Terradellas y el diputado del PDeCAT Francesc de Dalmases, ya están imputados en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona por desviar a sus propios bolsillos parte de los 230.000 euros que la Diputación de Barcelona les concedió como ayudas al desarrollo del Tercer Mundo.

En ambos casos, buena parte de las subvenciones otorgada por la Generalitat y la Diputación de Barcelona (en total, más de 550.000 euros) sirvió para financiar el aparato de propaganda del proceso de independencia de Cataluña en el exterior.

Primero con Artur Mas y luego con Carles Puigdemont, el Departamento de Presidencia de la Generalitat concedió 120.000 euros en 2014, otros 100.000 en 2015 e idéntica cifra en 2016 a la Fundación CATMón para editar la revista Catalan International View, que dirigía Francesc de Dalmases, actual diputado del PDeCAT y amigo personal de Quim Torra.

La Generalitat otorgó estas ayudas a dedo, sin libre concurrencia con otras entidades similares, argumentando que se trataba de una iniciativa singular. El Tribunal de Cuentas has determinado que estas subvenciones se aprobaron de forma irregular, por lo que en breve pondrá en marcha el procedimiento para que su importe sea devuelto a las arcas públicas.

La revista Catalan International View, editada en inglés, se ha dedicado durante años a difundir noticias y reportajes a favor del proceso de independencia de Cataluña, con ocasionales referencias a la vía Eslovena que defiende Quim Torray al nacimiento del Estado de Kosovo.

Ya en el momento de su presentación, el presidente de la Fundación CATMón, Víctor Terradellas, anunció que el objetivo era hacer llegar la publicación a «los buzones de altos cargos de las Naciones Unidas, de primeros ministros y ministros de exteriores, miembros de la Eurocámara, agencias internacionales y corresponsales extranjeros».

Por tanto, se trataba una vez más de «internacionalizar» el procés utilizando para ello dinero público. La revista financiada por la Generalitat publicó en enero de 2018 su último número, con carácter monográfico bajo el título «Freedom for political prisoners» dedicado a los golpistas del 1-O procesados por el Supremo. En cuanto se le acabaron las subvenciones de la Generalitat, dejó de salir a la calle.

De los 120.000 euros de subvención otorgados en 2014, 44.248 euros se destinaron a ponerle un sueldo de 3.687 euros al mes al director de la revista, Francesc de Dalmases, quien antes de ser diputado del PDeCAT fue miembro del Pacte Nacional pel Referèndum.

En su informe, el Tribunal de Cuentas destaca que la Fundación CATMón mantiene estrechos vínculos con el partido que todavía gobierna la Generalitat. Entre los miembros del consejo asesor de la revista Catalan International Viewse encuentran Manel Manonellas (que en aquel momento era director general de Asuntos Multilaterales y Europa de la Generalitat) y el ex corresponsal de TV3 en Bruselas Martí Anglada, que en 2014 había sido nombrado delegado de la Generalitat en París.

Como ha informado Agencia6 y OkDiario, el consejo asesor de la revista financiada por la Generalitat también incluía al actual director de TV3, el independentista Vicent Sanchis, la periodista de Catalunya Ràdio Mónica Terribas, la ex consellera de Educación de la Generalitat Clara Ponsatí (hoy fugada de la Justicia) y el empresario Carles Vilarrubí, implicado en la trama de corrupción del 3%.

También el consorcio de diplomacia exterior de la Generalitat, el Diplocat, concedió en 2017 una subvención de 10.000 euros a la revista de la Fundación CATMón. Según desvela el Tribunal de Cuentas, Francesc de Dalmases había pedido personalmente esta ayuda al secretario del Diplocat, Albert Royo, para resolver los problemas de «tensión de tesorería» que sufría la publicación tras quedarse sin subvenciones del Ayuntamiento de Barcelona.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí