Señores, esto no es serio

0
1047
Publicidad

En menos de veinticuatro horas hemos visto caer a Unidas Podemos a la casilla de salida de su juego político en Galicia, casi ha caído en el pozo por las Vascongadas, y a la par se han empezado a confinar comarcas enteras y capitales de provincia con muchos de sus pueblos colindantes, no sin polémica de desacato judicial por parte de mandatarios que no tendrían que levantar a estas alturas la vara de mando, como Quim Torra, pero ahí están, mantenidos por los grandes fracasados de ayer, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Recuerdo cuando era niño y hablaba con los residentes escandinavos que se instalaban a vivir en nuestra tierra, la alegría que me producía conocer sus estilos de vida, su estructura social, sus economías, sus adelantos en todo respecto a nosotros…..y yo imaginaba que algún día llegaríamos aquí a lo mismo. Sobre todo en la política, en ese arte de dimitir cuando cobras del dinero de todos en cuando tropiezas o te pillan en algún asunto feo o renuncio de tus propias palabras.

Han pasado más de doce horas desde que se conocen los resultados electorales, y que yo sepa, ni ha dimitido nadie, ni nadie ha abierto la boca pidiendo explicaciones en el seno de sus fracasados partidos, ni nada de nada. Como si ayer eso de votar fuese como el quien se toma un tinto de verano. Y en una democracia, lo queramos o no, eso es intolerable e incluso me atrevo a decir que insufrible. Cuando el pueblo habla, inmediatamente deben reaccionar los servidores del pueblo. Y punto.

Si Usted no paga un recibo en el plazo impuesto, ya sabe que tiene un recargo que abonar de inmediato. Si Usted va conduciendo y falla al cumplir una norma de circulación ya sabe que la multa viene de camino. Si Usted llega tarde a la cita del médico pierde su turno. Si Usted ayer hubiese ido a votar con un coronavirus detectado en Galicia o las tres provincias vascas, le hubiesen sancionado fuertemente como castigo añadido por estar enfermo y querer ejercer su derecho universal.

¿Y entonces por qué si fallaron precisamente quienes nos gobiernan a todos en aquellos territorios del norte que ayer ejercieron su derecho al voto, algunos de forma imposible de emular, como el caso de Podemos en Galicia, para ellos no hay ni multa, ni sanción, ni pérdida de turno, ni prohibición de nada? ¿Por qué ante tal suspenso, tales calabazas logradas ayer por los inquilinos de La Moncloa y su vicepresidente, no pasa nada?

Creo que la sociedad, ante este tipo de zarandajas, tenemos que exigir una ley electoral limite los tiempos de los mandatos. Sólo así iremos regenerando la casta política y sólo así podríamos evitar que políticos convertidos en virus letales se aferren a la poltrona y no salgan de ella ni con aceite hirviendo, ni tan siquiera con lo más sagrado en una democracia, que es el repudio de los ciudadanos con sus votos en las urnas, como sucedió ayer y parece no haber sucedido, ¿verdad, amigos?

¿Alguien me pude decir qué necesita un político para marcharse y cerrar la puerta?. Espero que ese cambio de la ley electoral llegue pronto. Un servidor, al menos, dejaré de votar si quienes se presentan son los mismos, y si pase lo que pase en las urnas, para ellos el mensaje está escrito en blanco. Lo siento. Mis abuelos y mi padre no lucharon para lograr una democracia de calidad inferior a la dictadura que la precedió. Nada más que decir.

Feliz lunes!

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí