Los posibles motivos ocultos de la renuncia de Macarena Olona

1
1056
Publicidad

Para sorpresa de algunos, Macarena Olona Choclan, la abogada del estado alicantina que encabezó las listas de Vox al parlamento andaluz hace apenas unos meses, renunciaba este viernes a todos sus cargos políticos aduciendo problemas de salud.

«Tan pronto como me sea posible, daré continuidad a mi vocación de servicio público como Abogada del estado. Desde donde seguiré sirviendo a los españoles. A quienes solo puedo decir GRACIAS.» Concluía Olona en la breve carta que a través de su twitter ha publicado como única explicación a su decisión y en la que cierra la puerta a su retorno a la política en caso de recuperarse de la enfermedad sin determinar, que dice padecer.

Pocas sorpresas, muchas dudas

Aunque el anuncio de Olona ha sido repentino en las formas, su contenido ha sorprendido a muy pocos. La enfermedad que le ha impulsado a retirarse, de la que no ha dado mayores detalles, no convence a todos, puesto que la propia Macarena Olona criticaba hace escasas semanas a otras figuras del gobierno que abandonaban la política por motivos similares, amen de haber afrontado un embarazo sin renunciar a su actividad parlamentaria, por lo que su renuncia se achaca a las fricciones que desde mucho antes del descalabro de los verdes en las andaluzas, mantenía de forma indisimulada con la cúpula del partido.

Tweet publicado por Olona tras el anuncio de dimisión de Adriana Lastra debido al riesgo para su salud de un embarazo complicado.

Medios como Moncloa.com avisaban meses antes de que se anunciase la candidatura andaluza de la alicantina, que el plan de Vox era enviarla a provincias a cualquier precio para apagar una estrella que empezaba a brillar demasiado, opacando a los líderes de la formación.

Otras fuentes apuntan a que Olona se prestó «engañada» para representar a Vox en Andalucía, puesto que pactó la condición de que en caso de desastre, pudiese ocupar de nuevo su escaño en el Congreso de los Diputados, a lo que Santiago Abascal accedió en un primer momento, pese a desdecirse después.

Ninguneos y humillaciones

Tras múltiples e infructuosos intentos de convencer a la cúpula de cumplir su pacto preelectoral y permitirle regresar a Madrid para reintegrarse en su verdadero hábitat, la política nacional, Olona se resigna y asume que su futuro pasa por Sevilla, donde alquila un piso y localiza un colegio en el que matricular a su hijo.

Sin embargo, los malos resultados en Andalucía, de los que Vox responsabilizó casi por completo a la candidata y a su equipo, fueron la excusa perfecta para acelerar su muerte dentro del partido, con múltiples humillaciones, ninguneos y el total abandonó en todas sus apariciones públicas a partir de ese momento.

Macarena Olona abraza a Jacobo González-Robatto durante las andaluzas de 2022

Fuentes consultadas por El País señalan que la gota que ha colmado el vaso para que Olona anunciara su marcha de la política fue la elección de María José Rodríguez de Millánnúmero dos de la lista por Córdoba, como senadora por designación autonómica de Vox.

Olona propuso desde el primer momento a Jacobo González-Robatto, su jefe de campaña, quien ya ocupó este puesto en la anterior legislatura. Ella misma anunció esa decisión en un vídeo grabado por su responsable de prensa, Álvaro Zancajo, en uno de los patios del Parlamento, por lo que la elección de Rodríguez Millán por el equipo de Abascal a propuesta de Rodrigo Alonso, presidente del grupo y del fallido sindicato Solidaridad creado por Vox, se interpretó como una declaración de intenciones a cerca del nuevo estatus que la alicantina pasaba a ocupar tanto a nivel nacional, como autonómico.

Esta desautorización sin paliativos se suma a otras tantas, confirmadas por fuentes del PP, que según afirman, fueron contactadas por la cúpula de Vox en Madrid para facilitarles los nombres de las personas con las que debían abordar el día a día en la Cámara autonómica: el presidente del grupo, Rodrigo Alonso y los portavoces adjuntos, Javier Cortés y Manuel Gavira. El PP también tenía claro que por orden directa de Abascal, la posible negociación de las leyes que remitiera el Ejecutivo de Juan Manuel Moreno al Parlamento se discutían en Madrid sin contar con Macarena Olona.

Olona y el plan secreto de Vox

Macarena Olona era afiliada de Vox, pero, pese a ser una de sus caras más visibles, nunca perteneció al «Vox verdadero«. Su incorporación en 2019 impidió que formase parte del reducido núcleo fundacional que toma las auténticas decisiones del partido y al que nunca se le permitió acceder.

Este gobierno en la sombra, cuyas caras visibles son Abascal y Espinosa de Los Monteros, incluye a un minúsculo grupo de asesores muy próximos al líder y procedentes de DENAES como Kiko Méndez Monasterio, Enrique Cabanas o Víctor González Coello de Portugal, quienes llevan las riendas y marcan las líneas maestras de Vox de forma hermética e impenetrable.

Siempre en segundo plano y fuera de foco, pero cerca del líder, Kiko Méndez Monasterio y Víctor González Coello de Portugal en una de las escasas instantáneas donde se les puede ver, tomada durante la cumbre de Madrid organizada por la Fundación Disenso en Enero de 2022.

El resto de cargos de la formación actúan como simples marionetas a sus órdenes, sin voz y sin voto. Es aquí donde Olona nunca encajó, puesto que su carácter fuerte y su amplia formación le impidieron acatar decisiones que entendía absurdas y contrarias a su propio sentido común.

Fuentes próximas a la ex diputada, afirman que la voluntad de Macarena siempre fue que el partido creciera hasta rivalizar o absorber al PP, para convertirse en una verdadera alternativa de gobierno para España, tal vez, con ella a la cabeza. Sin embargo, el plan del gobierno secreto de Vox es más proclive a mantener un perfil bajo, que facilite coaliciones con el PP, un escaso compromiso institucional y sobre todo, acceso a las suculentas arcas públicas, para llegado el momento, disolver el partido y vivir de la Fundación Disenso, a la que paulatinamente están transfiriendo los fondos de Vox (casi dos millones y medio de euros en 2022) y en la que todos están ya colocados, esperando a recibir la orden para dejar vía libre al PP.

Naturalmente, Olona no encajaba en estos planes, más próximos a la disidencia controlada que a una opción de gobierno seria.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí