Los impuestos de los valencianos han facilitado la entrega de 538 viviendas sociales a familias pobres

0
114
Publicidad

En la provincia de Valencia se han cedido 261 inmuebles, 210 en la de Alicante y 67 en la de Castellón

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, a través de l´Entitat Valenciana d´Habitatge i Sòl (EVha), ha adjudicado en el último año 538 públicas a familias en riesgo de vulnerabilidad social. De ellas 261 corresponden a la provincia de València, 210 a la de Alicante y 67 a la de Castellón.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Héctor Illueca, ha destacado “la gran labor que se está realizando desde el Consell para ampliar, conservar y mejorar las condiciones del parque público de vivienda para ofrecerlo a las familias con mayores necesidades”.

De las 538 viviendas adjudicadas en este último año, 257 han sido para jóvenes, 137 para personas con diversidad funcional, 57 para víctimas de violencia de género y 16 se han cedido a familias que habían perdido su casa debido a una ejecución hipotecaria. Un hecho que, según ha recalcado el vicepresidente, “demuestra el esfuerzo de un gobierno que trabaja para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía en general, pero especialmente la de los colectivos más desfavorecidos”.

Si nos remontamos al inicio de la legislatura, el número de viviendas públicas cedidas alcanza las 1.483, distribuidas de la siguiente manera: 761 en la provincia de València, 516 en la de Alicante y 206 en la de Castellón.

Héctor Illueca considera que “garantizar los derechos sociales básicos dentro de los límites de nuestro ecosistema implica reconocer que el derecho a la vivienda es básico y universal y, en cierta medida, es la puerta de entrada al resto de derechos sociales. De ahí que impulsemos la universalidad del acceso a la vivienda mediante políticas muy avanzadas”.

Proceso de adjudicación

La Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, a través de la EVha, inicia el proceso de adjudicación de la vivienda cuando se encuentra en rehabilitación para que, una vez esté finalizada, la unidad familiar asignada pueda acceder a la mayor celeridad posible.

Héctor Illueca ha resaltado el trabajo que se realiza para ofrecer las viviendas en condiciones dignas de habitabilidad a través de “una cultura de la rehabilitación que mejore el parque de vivienda actual, el confort y la calidad de vida de los residentes, pero que a su vez, genere empleo y dinamice la economía”.

Del mismo modo, el vicepresidente ha agradecido el gran trabajo y la colaboración ofrecida por los servicios sociales municipales en el proceso de adjudicación de estas viviendas. “Ellos son la primera administración de contacto con la gente y quieres conocen sus realidades y necesidades. Por ello, su trabajo nos ayuda tanto, sobre todo, ante situaciones de emergencia”.

Una colaboración que está dando frutos muy positivos y es un claro ejemplo de cómo hay que trabajar para dar respuestas efectivas a situaciones de necesidad de vivienda, tanto en casos de emergencia como de familias con dificultades para acceder a una.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí