Las criptomonedas: una burbuja especulativa que amenaza la economía

0
56
Close-up of golden Bitcoins on a dark reflective surface and the histogram of decreasing crypto in the background
Publicidad

Las criptomonedas, sin duda, han sido la sensación de los últimos años en el mundo de las inversiones. Su ascenso meteórico ha atraído a numerosos inversores, seducidos por la posibilidad de obtener beneficios sustanciales. Sin embargo, detrás de la aparente fiebre del oro digital se esconden riesgos considerables que podrían hacer temblar hasta al inversor más intrépido.

La volatilidad, ese término que suena tan inofensivo, se convierte en un monstruo de dos cabezas en el universo de las criptomonedas. Los valores pueden dispararse a las alturas más inimaginables, pero también hundirse en las profundidades en un abrir y cerrar de ojos.

¿Un ejemplo palpable?

El bitcoin, la estrella del espectáculo, rozando los 69,000 dólares en noviembre de 2021, solo para estrellarse por debajo de los 45,000 dólares poco después. Un juego peligroso que podría dejar a los inversores con manos vacías.

Cuando un proyecto decide lanzar su propia criptomoneda, promete riquezas y éxitos a sus inversores. Pero, ¡cuidado!, si el proyecto se va a pique, la criptomoneda también desaparecerá en la oscuridad, arrastrando consigo los sueños de inversores desprevenidos. El peligro se magnifica cuando el proyecto se endeuda hasta las cejas, convirtiendo la inversión no solo en una apuesta por el éxito, sino también en una potencial carga de deudas que los inversores podrían tener que cargar sobre sus espaldas.

El término «estructura de capital tóxica» suena como una advertencia de película de terror financiera, y no es para menos. Cuando una empresa se ahoga en deudas y otros pasivos, y apenas tiene un capital social que le respalde, los inversores se encuentran en terreno peligroso. Las razones pueden ser variadas: desde la codicia desmedida que lleva a una empresa a endeudarse hasta las cejas, hasta problemas financieros que la dejan incapaz de cubrir sus propios gastos. Incluso, en el peor de los casos, una empresa podría ser víctima de estafas o fraudes, llevando a los inversores al abismo financiero.

Las señales de advertencia de una estructura de capital tóxica son como faros rojos destellando en la tormenta financiera. Una relación deuda-capital desorbitada, una rentabilidad que cae en picado y precios de acciones que se desploman son claros indicios de problemas inminentes. Si estás pensando en invertir en una empresa, el análisis de su estructura de capital se vuelve crucial. Si huele a toxicidad financiera, quizás sea el momento de replantearse esa jugada. La realidad es que, en este juego arriesgado de las criptomonedas, el precio de la entrada puede ser mucho más alto de lo que muchos están dispuestos a pagar.

Inversiones en equity: riesgos y oportunidades

Las inversiones en equity, también conocidas como inversiones en capital riesgo, son una forma de invertir en empresas privadas. Estas inversiones conllevan un mayor riesgo que las inversiones en empresas cotizadas en bolsa, pero también pueden ofrecer una mayor rentabilidad.

Una de las principales características de las inversiones en equity es que conllevan un compromiso a largo plazo. Al invertir en una empresa privada, el inversor se convierte en socio de la empresa y, por lo tanto, tiene derecho a participar en sus beneficios y pérdidas. Esto significa que el inversor puede verse afectado por las decisiones de la empresa, incluso si no está de acuerdo con ellas.

En España, las inversiones en equity están reguladas por la Ley 22/2014, de 12 de noviembre, por la que se regulan las entidades de capital-riesgo, otras entidades de inversión colectiva de tipo cerrado y las sociedades gestoras de entidades de inversión colectiva de tipo cerrado. Esta ley establece una serie de requisitos que deben cumplir las empresas que ofrecen inversiones en equity, así como los inversores que participan en estas inversiones.

Riesgos de las inversiones en equity

Los principales riesgos de las inversiones en equity son los siguientes:

  • Riesgo de pérdida de capital: El inversor puede perder parte o la totalidad de su inversión si la empresa en la que ha invertido no es rentable o si quiebra.
  • Riesgo de liquidez: Las inversiones en equity pueden ser difíciles de vender, especialmente si la empresa en la que se ha invertido no es muy líquida.
  • Riesgo de dilución: El inversor puede ver diluida su participación en la empresa si ésta realiza nuevas ampliaciones de capital.

Oportunidades de las inversiones en equity

Las principales oportunidades de las inversiones en equity son las siguientes:

  • Posibilidad de obtener una rentabilidad elevada: Las inversiones en equity pueden ofrecer una rentabilidad elevada si la empresa en la que se ha invertido es exitosa.
  • Posibilidad de participar en el crecimiento de una empresa: El inversor puede participar en el crecimiento de una empresa privada y beneficiarse de su éxito.
  • Posibilidad de acceder a oportunidades de inversión exclusivas: Las inversiones en equity pueden ofrecer acceso a oportunidades de inversión que no están disponibles para el público en general.

La fórmula más segura

La fórmula más segura para invertir en equity es hacerlo a través de una entidad regulada, como una sociedad de capital-riesgo. Estas entidades tienen experiencia en la selección de empresas en las que invertir y ofrecen protección al inversor frente a algunos de los riesgos mencionados anteriormente.

Sin embargo, incluso las inversiones en equity a través de una entidad regulada conllevan un riesgo. Por ello, es importante que los inversores inviertan sólo el dinero que puedan permitirse perder.

Artículos de ley que respaldan el texto

Los siguientes artículos de ley respaldan el texto anterior:

  • Ley 22/2014, de 12 de noviembre, por la que se regulan las entidades de capital-riesgo, otras entidades de inversión colectiva de tipo cerrado y las sociedades gestoras de entidades de inversión colectiva de tipo cerrado: Esta ley establece la regulación de las inversiones en equity en España.
  • Ley 6/2023, de 17 de marzo, de los Mercados de Valores y de los Servicios de Inversión: Esta ley establece la regulación de los mercados de valores y de los servicios de inversión en España.

Conclusiones

Las inversiones en equity pueden ser una forma atractiva de obtener una rentabilidad elevada, pero también conllevan un riesgo significativo. Es importante que los inversores inviertan sólo el dinero que puedan permitirse perder y que entiendan los riesgos asociados a este tipo de inversiones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí