La Policía Nacional detiene in fraganti a un grupo criminal dedicado a robar presuntamente en fábricas de aluminio

0
957
Publicidad

Los arrestados perfectamente coordinados y actuaban con un vigilante para detectar y evitar la presencia policial y disponían de dos vehículos para poder huir rápidamente del lugar.

Agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría de Alicante-Centro, han detenido a cinco individuos, como presuntos autores de un robo con fuerza perpetrado en la fábrica de aluminio sita en la avenida de Elche de Alicante.

Los arrestados actuaban en dos equipos perfectamente coordinados:

Los hechos ocurrieron en torno a las 04:30 horas, cuando se recibió una llamada a la sala CIMACC del 091, por parte del vigilante de seguridad de la empresa de aluminio sita en la avenida de Elche, manifestando que había observado una zona del perímetro de la valla de acceso al recinto cortada y que había en el exterior del recinto gran cantidad de rollos de aluminio dispuestos para ser trasladados.

Así pues, rápidamente se improvisó un operativo perfectamente coordinado entre los efectivos destinados en la Comisaría del distrito Centro de Alicante que prestan su servicio de noche, encaminado a la localización de los autores, asegurando el recinto de la empresa al mismo tiempo.

De este modo, una de las dotaciones localizó una furgoneta de alquiler estacionada en las inmediaciones con claros síntomas de que estaba allí ocasionalmente, mientras que otra dotación detectó a un individuo que estaba junto a su vehículo, un vehículo de alta gama, en uno de los parkings del palmeral, controlando la carretera de acceso a la fábrica para detectar la presencia policial. Sin embargo, gracias a la pericia y veteranía de los agentes, sabedores de que ha habido más robos en el lugar desde años atrás, accedieron al lugar por accesos secundarios, logrando sorprender a quien en este caso tenía el rol de vigilar, distribuyéndose el resto de dotaciones por puntos juestratégicos que permitieron acordonar la zona.

Tras identificar a este individuo, que se encontraba muy nervioso y que daba constantemente versiones contradictorias sobre su presencia en el lugar, viéndose sorprendido por los agentes, confesó que se encontraba allí vigilando y a la espera de ser avisado para cuando el resto de autores cargasen el aluminio en la furgoneta que, a la sazón, había hallado la otra dotación y reunirse con ellos para preceder el convoy y detectar las patrullas policiales a su paso. De hecho, este fue quien se encargó también de alquilar la furgoneta para perpetrar el delito.

En esos mismos momentos, el individuo recibió una llamada a su teléfono y como gesto colaborador, facilitó a los agentes el lugar de encuentro donde terminaron por localizar a los otros cuatro detenidos, que intentaron huir del lugar si bien fueron interceptados por los agentes, a pesar de que uno de ellos había conseguido esconderse dentro de una tubería, recuperando además el aluminio robado. Posteriormente, los agentes descubrieron en el interior del vehículo que ocupaba el primer arrestado, diversos albaranes de venta de aluminio, lo que daba claras evidencias a juicio de los agentes, de que estos mismos individuos pudieran haber realizado este mismo robo en ocasiones anteriores. 

Tras ser oído en declaración el gerente de la fábrica, en las dependencias del Grupo Operativo de Policía Judicial de la misma Comisaría de Alicante-Centro, que se hizo cargo de las diligencias, se determinó que la cuantía del material robado que se recuperó ascendería a más de 2.500 Euros y que los daños ocasionados en esta ocasión superarían también los 200 Euros a la espera de valorarlo con exactitud, así como que habían sufrido robos y daños similares en varias ocasiones.

Un perímetro de difícil acceso:

La fábrica cuenta con un vallado perimetral que se extiende por una orografía que entraña bastante dificultad para llegar a ella, debiendo ser un buen conocedor de los caminos que llegan hasta allí por su parte trasera. Según manifestó el gerente de la fábrica, han tenido que reparar en múltiples ocasiones el vallado por distintos puntos e incluso han observado que los distintos autores de los robos han rellenado con tierra zonas complicadas de los caminos que llegan hasta la valla para aproximarse con los vehículos que usan.

En este tipo de robos, el conocimiento de la zona, la veteranía de los agentes y la cautela para establecer rápidos y efectivos dispositivos en las inmediaciones de los lugares afectos sin alertar de su aproximación al lugar, son cruciales para el éxito de las intervenciones policiales.

Los agentes continúan con gestiones propias para esclarecer más hechos de similares características, ya que se investiga la procedencia de multitud de albaranes que fueron incautados a los arrestados.

Los cinco detenidos, de nacionalidad española y de edades comprendidas entre los 30 y 51 años de edad, todos ellos con múltiples antecedentes previos, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de la misma localidad.

Publicidad