La histórica Font del Garroferet de Altea la Vella deja de brotar agua debido a la persistente sequía

0
1991
Publicidad

La Font Gran, conocida en toda la comarca de la Marina Baja por la benignidad de su agua, lleva seca unas cuantas semanas debido a la pertinaz sequía que empieza también a dejar huella en otra de las fuentes históricas de la provincia y de España. Los 221 caños de las Fuentes de Polop no ofrecen el soniquete y concierto del ruido al caer el agua a la «acequia madre». Mientras tanto, los pantanos merman semana tras semana cada vez que se computan sus caudales.

Ahí lo ven Ustedes, data en piedra tallada desde 1884, hablamos de ciento treinta y cinco años, y en muy pocas ocasiones se ha dejado de ver brotar agua en el manantial de la Font del Garroferet en Altea la Vella, ubicada en las faldas de la imponente Sierra de Bernia, y que ha sido históricamente un lugar de visita de gentes de toda la comarca que acudían a recoger sus aguas dada la benignidad que los médicos decían que tenía para la buena salud en general.

Ahora muestra una estampa acorde con la sequía que se alarga en el tiempo, y que nos ha dado sólo cuatro días de lluvias considerables en los últimos tres años. Debido a ello, otros manantiales de la Marina Baja también se empiezan a resentir, como son las de Polop, unas fuentes que siguen siendo la que mayor número de caños tiene en toda España, concretamente 221.

Algunos caños de la fuente de Polop también han empezado a dejar de brotar agua debido a la sequía que nos acecha. Fotos: Antonio Zarco

Según la Confederación Hidrográfica del Júcar, los datos empiezan a ser preocupantes también en el estado de los embalses, ya que en buena parte, el agua que hay embalsada no es útil para el consumo humano al ser parte de los fangos y restos que existen en los fondos de los pantanos de la provincia que no se han dragado prácticamente nunca. En total, hay reservas de agua de unos 11 hectómetros cúbicos, que apenas daría para poder llegar a fin de año siempre y cuando no llueva.

Otra cosa será si nos sorprende algún temporal o gota fría que rellene acuíferos y pantanos en un abrir y cerrar de ojos. Falta hace para la tranquilidad de la industria turística y también para mejorar el aspecto de las masas forestales y los campos, muchos de ellos abandonados precisamente por falta de agua de riego.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí