La Comunidad de Murcia destina 7 millones a modernizar los centros de protección de menores para crear un modelo residencial más confortable y familiar

0
97
Publicidad

Esta inversión beneficiará a más de 500 menores a través de una atención más individualizada y acorde a sus necesidades

La Comunidad destina 7 millones de euros a la modernización de los 24 centros de protección de menores existentes en la Región con el objetivo de crear un modelo residencial más confortable y familiar, a través de la mejora de infraestructuras y de la adecuación de espacios que permitan ofrecer una atención más individualizada y adaptada a las necesidades de cada uno de ellos.

Así lo anunció hoy la consejera de Política Social, Familias e Igualdad, Conchita Ruiz, durante su visita al centro de protección Cardenal Belluga, donde destacó que “la idea es promover un modelo de atención más centrado en el bienestar de los menores, con la creación de estancias más parecidas a un hogar donde los espacios son más acogedores, reducidos y personalizados”.

Detalló que esta adecuación beneficiará a más de 500 menores y jóvenes tutelados por la Comunidad “ya que reforzará su estabilidad emocional, así como, su posterior inserción social y profesional, manteniendo unos estándares de calidad residenciales con la disponibilidad de espacios destinados para el estudio, para el desarrollo de actividades de ocio, como también para preservar su intimidad y seguridad”.

Estas subvenciones, financiadas con Fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, están destinadas a las entidades sociales encargadas de gestionar dichos centros e incluyen también la adquisición de nuevos equipamientos, la implantación de nuevas tecnologías con fines formativos y laborales e inversiones que fomenten la transición verde con la adaptación a nuevas formas de gestión más eficientes y sostenibles.

La consejera recordó que los hogares de protección de menores de la Región “están dotados de una atención integral permanente para cubrir las necesidades físicas, emocionales y educativas”. Incluso, se realizan actividades recreativas de ocio inclusivo y extraescolares como fútbol, danza o campamentos de verano, entre otras. En el caso de aquellos jóvenes que por edad pueden trabajar, se les facilita formación específica para su acceso al mundo laboral y favorecer así su incorporación.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí