Análisis de THE GUISE

0
321
Publicidad

Juego disponible en formato digital para Playstation 4, PlayStation 5, Nintendo Switch, Xbox One, y Xbox Series X/S.

Creado por Rasul Mono y distribuido por Ratalaika nos llega la historia de Ogden, un huérfano al que se le complica la vida en un abrir y cerrar de ojos.

Al comienzo de la historia juegas como Ogden, un huérfano a quien la curiosidad le jugó una mala pasada. Se rindió a la tentación y se probó una máscara maldita que le transformó en un monstruo.

Tendrás que acostumbrarte a su cuerpo monstruoso maldito e intentar no perder lo que te queda de humanidad. El mundo de The Guise está lleno de ubicaciones terroríficas, incluyendo aldeas moribundas, bosques oscuros, mazmorras laberínticas, y valles letales repletos de demonios.

The Guise es esencialmente un Metroidvania donde deberemos desplazarnos de un lugar a otro a base de plataformas y acabar con nuestros enemigos, vamos, lo que viene a ser un Metroidvania «light». The Guise ofrece una buena cantidad de plataformas, pero en el combate es donde al juego se le ve las carencias.

Disponemos de un combo de ataque básico al comienzo del juego, pero a medida que completamos misiones y acabamos con los jefes, desbloqueamos más habilidades que nos ayudan de varias formas diferentes durante el combate. Estas habilidades ofrecen poderes ofensivos, mientras que otras aumentan ciertas estadísticas. A medida que matas a los enemigos, puedes recoger sus ojos, ya que son el recurso principal del juego. Podemos utilizarlos para gastarlos en mejorar habilidades. Además, también encontrarás diferentes elementos en el juego que puedes usar en el juego para tu beneficio, pero eso lo dejamos para que los descubras jugando.

Durante tu pelea con los enemigos, puedes lanzar tu ataque combinado básico o usar diferentes habilidades para derrotarlos. Puedes fácilmente matar a tus enemigos sin recibir un solo golpe porque se toman su tiempo para atacar solo desde un lado de la pantalla y fácilmente podamos acabar con ellos por la espalda.

Mientras juegas a The Guise, te enamorarás del diseño visual y del apartado sonoro, que son sus puntos fuertes que tiene el juego. Los niveles se ven oscuros, tétricos y con potencia de color. Durante la exploración, escuchamos música tranquila pero a su vez, espeluznante , pero durante las batallas contra jefes, la música se acelera y have que los combates sean más épicos.

CONCLUSIÓN

Rasul Mono ha hecho con The Guise un Metroidvania accesible para todos aquellos que nunca hayan jugado a uno y por miedo a su dificultad en los combates y su intrincado mapeado nunca se atrevían a probarlos. Eso está muy bien, pero para los que estén acostumbrados a este tipo de juegos encontrarán un Metroidvania bastante parco en opciones.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado Pr-Hound.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí