Análisis de PAPER MARIO: LA PUERTA MILENARIA

0
166
Publicidad

Lanzado originalmente para Nintendo GameCube en 2004, Paper Mario: La Puerta Milenaria es una aventura de rol de Nintendo querida por muchos usuarios y que llevaban tiempo pidiendo su remake. Afortunadamente, aquellos que se perdieron la versión original ahora pueden experimentar este fantástico viaje por sí mismos, gracias a la nueva versión de Nintendo Switch.

La aventura comienza como un libro de cuentos, ya que describe una ciudad que fue destruida por un cataclismo desconocido mil años antes, antes de hundirse en las profundidades del océano. En su lugar se construyó una nueva ciudad, conocida como Villa Viciosa, pero todavía existe la legendaria historia de un tesoro que se hundió en el fondo del océano.

Mario viaja a Villa Viciosa, la famosa ciudad de malhechores, para ayudar a la princesa Peach a buscar un tesoro. ¡Pero Peach ha desaparecido! Tras descubrir la leyenda de los cristales estelares, Mario parte en su búsqueda con la esperanza de encontrar también a la princesa.


Pero Mario no es el único que anda detrás de los cristales estelares y, en esta ocasión, ¡Bowser no será el único que le cause quebraderos de cabeza a nuestro héroe! ¿Logrará Mario encontrar estos objetos ancestrales, abrir la Gran Puerta enterrada en las profundidades de la ciudad y, quizás, salvar el mundo?

Para encontrar los cristales estelares, deberás viajar más allá de los límites de Villa Viciosa y descubrir mundo. Te esperan todo tipo de hallazgos: un dragón oculto en un tenebroso castillo, una aldea maldita envuelta en tinieblas perpetuas, una peligrosa investigación a bordo de un tren en marcha… ¡y mucho más!

A lo largo de ocho capítulos, la trama presenta una variedad de compañeros y un elenco extenso de personajes, cada cual mas memorables y con cualidades únicas. Por ejemplo la tortuga Koops puede lanzar su caparazón para atacar a los enemigos o lanzarlo para coger objetos que se encuentran lejos y que Mario, por si solo no puede alcanzar. o Yoshito, que es capar de saltar y flotar brevemente en el aire para sortear pequeños huecos con Mario a sus espaldas o llegar a zonas un tanto lejanas.

A lo largo de la aventura, descubrimos misteriosos cofres negros; y, al abrirlos, ¡sufrirás una temible maldición papelera! No te apures: esas maldiciones son la clave para desbloquear transformaciones de papel especiales que te ayudarán a superar diferentes obstáculos del juego. Conviértete en un avión de papel para sobrevolar abismos o vuélvete delgado como un folio para deslizarte por las grietas más estrechas. 

Al igual que otras aventuras de Paper Mario, el combate se basa en turnos, y cada miembro del equipo posee su propia selección de técnicas y ataques para atacar. Cada ataque requiere algún tipo de interactividad para causar el mayor daño posible con beneficios adicionales. Por ejemplo, al infligir daño con el martillo de Mario, los jugadores deben tirar del joystick analógico hacia la izquierda y soltarlo en el momento adecuado para causar el máximo daño, o incluso cuando Mario salta sobre sus enemigos, los jugadores deben pulsar el botón en el momento oportuno sus para causar el máximo daño posible. Cada batalla tiene lugar en un teatro con audiencia observando cómo se desarrollan los acontecimientos. Sin embargo, la audiencia no es solo pura cuestión estética, la audiencia te puede arrojar equipos de iluminación sobre ti y tus enemigos y objetos que te ayuden en el combate, e incluso la emoción de la multitud se utilizará para aumentar tu medidor de ataque especial.

Los elementos interactivos de ambas batallas y la propia ubicación del escenario hacen que estos encuentros sean encantadores y únicos, lleno de momentos extratégicos y divertidos. Pero podemos atacar al enemigo antes de que empieze el combate, lanzando así nosotros el primer ataque. Pero los enemigos pueden hacer lo mismo, por lo que deberemos ser rápidos si queremos atacar primero.

Cada capítulo también se siente distinto y fresco a lo largo de las más de 30 horas de aventura. Mario viajará a un club de lucha, se quedará varado en una isla desierta, se encontrará con un fantasma malvado que quiere robar su cuerpo e incluso llevará a cabo una aventura al mas puro estilo de detective en un tren.

Entre capítulo y capítulo podemos interarctuar tanto con Bowser como la princesa Peach. Bowser es retratado como un individuo malvado que falla constantemente en su afán de superar a Mario en todo momento. Al controlarlo podemos jugar fases al mas puro estio Mario Bros donde deberemos ir desde el extremo izquierdo de la pantalla hasta la bandera de meta que nos espera a la derecha del todo.

Pero Peach también tiene su parte de aventura, ya que deberá inspeccionar el lugar donde se encuentra secuestrada sin levantar sospechas sin que los enemigos den la voz de alarma al más puro estilo Metal Gear Solid.

Sin embargo, hay que decir que Paper Mario: La Puerta Milenaria sufre de una cantidad excesiva de back tracking, lo que hace que ciertas secciones se hagan pesadas y un poco aburridas. Lo bueno de esta nueva versión es que se ha añadido una ubicación de viaje rápido que hace mas ameno el proceso.

Paper Mario: La Puerta Milenaria frece a los jugadores la oportunidad de participar en el Pozo de las 100 Pruebas, que requiere que los jugadores sobrevivan 100 batallas seguidas para reclamar la victoria, algo que te llevará bastante tiempo, no por su dificultad ya que empezará a complicarse a partir del nivel 80, sino por el tiempo que necesitarás para completarlo ya que tardarás alguna que otra hora.

Visualmente, Paper Mario: La Puerta Milenaria «entra por los ojos». El mundo de Paper Mario es increíblemente sorprendente, con contornos negros y colores vivos que resaltan muy bien. Cada área está construida con imágenes nítidas y degradados bien implementados que se utilizan para enfatizar el diseño del mundo. Incluso los pequeños toques ayudan a aumentar la aventura visual, como cuando una casa se arruga como un trozo de papel cuando te vas; es impresionante.

Uno de los mejores elementos es la magnífica banda sonora. La impecable calidad con un grupo de guitarras, xilófonos, baterías, violines y bajos, todos utilizados para producir una de las mejores bandas sonoras que he experimentado en años. Los fans del lanzamiento original de GameCube también podrán escuchar la banda sonora original de Game Cube, siempre y cuando equipes las insignia correcta a Mario.

CONCLUSIÓN:

Paper Mario: La Puerta Milenaria es el remake que todo fan estaba esperando. Desde un lavado de cara alucinante, una banda sonora magistral y los nuevos añadidos como más insignias, una galería de arte y sonido, tutoriales ampliados, sonidos recién agregados e incluso dos nuevos jefes secretos, hacen de la nueva aventura de Mario un indispensable en tu colección de Nintendo Switch.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado Nintendo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí