Análisis de HORIZON FORBIDDEN WEST: BURNING SHORES

0
330
Publicidad

DLC disponible para PlayStation 5.

Guerrilla Games ha demostrado, una vez más, que es uno de los grandes en la industria. Horizon Forbidden West: Burning Shores va un paso más allá en la saga, demostrando una vez mas porqué es una franquicia tan querida por los jugadores.

Burning Shores continúa la historia que vivimos en Forbidden West, y además es necesario haberse terminado el juego principal para poder jugar al DLC. Con una nueva amenaza en el horizonte, Aloy debe formar equipo con Sekya, un miembro de una parte desplazada de la tribu Quen, tribu que ya conocimos en el juego.

Aloy y Sekya deberán forjar un fuerte vínculo si quieren salvar las Costas Ardientes del ataque del enemigo.

Burning Shores mantiene la jugabilidad heredada de Forbidden West. Como expansión posterior, tendrás todas tus armas que hayas conseguido en el juego, pero Burning Shores también presenta un par de nuevas opciones, como por ejemplo ahora puede agregar botes elementales a su lanza, una idea muy ingeniosa que le permite infligir escarcha, ácido o quemar durante los encuentros cuerpo a cuerpo.

Los gráficos en Burning Shores son sin duda los mejores que verás en PlayStation 5, impresionantes y hermosos con un nivel de detalle exageradamente asombroso. Los videojuegos de mundo abierto siempre tienen límites en alguna de sus zonas, pero cuando surge la magia nunca se encuentran, cuando el mundo que estás explorando sientes que es infinito. Burning Shores logra hacerlo.

Para una expansión, hay una gran cantidad de cosas que hacer fuera de la historia principal. Burning Shores incluye un montón de misiones secundarias que alargará ya de por si la historia principal que ronda las 20 horas, nada mal para que «simpke DLC». La pega la vamos a encontrar en que es exclusivamente de PlayStation 5, por los que dispongan de la versión de PlayStation 4 se quedarán sin poder probarla. Es una tremenda putada, pero hasta que no ves Burning Shores en movimiento no te das cuenta de por qué se queda fuera de su versión anterior. ¡BURNING SHORES ES ESPECTACULAR EN TODOS SUS SENTIDOS!. Ahí lo dejo.

CONCLUSIÓN

Guerrilla Games ha creado con Horizon Forbidden West: Burning Shores una auténtica bestia parda, por mucho que os cuente siempre me quedaré por detrás de todo lo que se puede encontrar en el DLC. El acabado artístico, la banda sonora o el aparatado técnico es fuera de serie, nada comparable con lo que estamos acostumbrados a un simple DLC. Si Guerrilla Games ha conseguido tan detalle demencial con Burning Shores, no me puedo ni imaginar lo que podrían hacer en un nuevo Horizon. Así es como se hace una expansión, tomen nota señores. ¡Aloy, por favor, no tardes en volver!

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado PlayStation.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí