Análisis de FIRE EMBLEM WARRIORS: THREE HOPES

0
114
Publicidad

Juego disponible en formato físico y digital para Nintendo Switch.

Nintendo sabe lo que se hace, y si es con la saga Fire Emblem, sabemos que será un producto redondo. Fire Emblem Warriors: Three Hopes es un título basado en Fire Emblem: Three Houses. Desarrollado por Intelligent Systems y publicado por Nintendo, Three Hopes cambia el juego de estrategia por turnos por un brutal combate en tiempo real.

Fire Emblem Warriors: Three Hopes tiene lugar justo después de que el elenco principal de personajes abandone La Academia de Oficiales. Siguiendo el devenir de los acontecimientos y la inclusión de un nuevo personaje (no contaremos más) deberemos ayudar a construir un campamento militar próspero para crear planes de batalla estratégicos y construir relaciones entre personajes para mejorar el trabajo en equipo en el campo de batalla. Fire Emblem: Three Hopes hace un excelente trabajo al combinar la importancia de las actividades de inactividad mientras no peleamos, haciendo que la transición entre el juego basado en la narrativa y el combate sea fluido.

Al igual que el reciente The Legend of Zelda: Breath of the Wild: Hyrule Warriors: Age of Calamity, Fire Emblem Warriors: Three Hopes se desarrolla con mecánicas popularizadas por la saga Dynasty Warriors, un mushou donde debemos de acabar con hordas de enemigos mientras trazamos nuestra estrategia en el campo de batalla. Esto incluye secuencias de batalla en tiempo real en mapas extensos y la capacidad de acabar con docenas de enemigos una y otra vez, vamos, que no vamos a tener tiempo para aburrirnos.

El combate en Fire Emblem Warriors: Three Hopes también se ha desarrollado con diferentes habilidades por clase. Mientras luchemos se llenarán lentamente los indicadores que ofrecen acceso a movimientos poderosos, mientras que las armas tienen habilidades especiales que infligen daño adicional en comparación con los golpes cuerpo a cuerpo. Además, los diferentes patrones de ataque combinados con los botones X e Y desatan habilidades únicas, convirtiendo las batallas en un auténtico espectáculo visual. Los personajes también pueden unirse en el campo de batalla pulsando el botón Y, esto permite que los personajes asociados permanezcan cerca los unos a los otros durante las batallas.

Uno de los aspectos más destacable de Fire Emblem es la capacidad de construir relaciones entre personajes. En algunos juegos, esto abre la oportunidad para conexiones más románticas, mientras que en otros títulos, hacen que la relación de los personajes terminen influyendo su compatibilidad en el campo de batalla. Fire Emblem Warriors: Three Hopes ha tomado estas mecánicas y las ha integrado cuidadosamente en momentos de unión de los personajes en el campamento base y durante las opciones de diálogo a través de escenas, así como durante el tiempo dedicado a entrenar, luchar o mantener unido el campamento. Los jugadores también pueden participar en «expediciones», que ofrecen la oportunidad de pasar tiempo con diferentes personajes uno junto al otro, afianzando aún mas si cabe el nexo de unión entre ellos. Las escenas especiales, los momentos de unión y las opciones de diálogo son parte de lo que hace que Three Hopes sea tan agradable de jugar, ya que es fácil sumergirse en las esperanzas y los deseos de cada personaje.

Cuando no estemos peleando en el campo de batalla o construyendo relaciones con personajes, nos encontraremos con una lista de tareas importantes para realizar en el campamento base. Durante las misiones, se acumularán materiales de construcción que se pueden usar para mejorar las muchas instalaciones a las que se puede acceder. Al actualizar cada edificio, obtenemos acceso a elementos de nivel superior, nuevos recursos y servicios adicionales que ayudan a progresar en el juego. Si bien este tipo de tareas puede ser que te saque un poco de lo que a priori presenta el juego, incluye una opción de viaje rápido fácil de usar, que elimina la necesidad de ir y venir de una tienda a otra. También tenemos una lista de tareas que aparece en la pantalla cuando estamos en el campamento, lo que facilita ver lo que hay que hacer antes de continuar.

Uno de los mejores aspectos de Fire Emblem Warriors: Three Hopes es la progresión constante, lo que ofrece a los jugadores la oportunidad de engancharse a la narrativa sin verse abrumados por los requisitos de tener que luchar en batallas difíciles.

En la mayoria de mushous el apartado visual suelen cojear, pero Fire Emblem Warriors: Three Hopes saca músculo como ningún otro ha hecho antes, con un framerate muy estable y uno gráficos a la altura de lo que cabría esperar, una mejora respecto a la Era del Cataclismo.

En cuanto a la banda sonora es espectacular, las melodías que suenan en cada batalla y la mayoría versiones de temas de Fire Emblem: Three Houses, hará que quieras escucharlas una y otra vez mientras no estés jugado.

El juego viene traducido al castellano y con los audios en inglés y japonés, donde este último el doblaje es sublime.

Si disponemos de Amiibos de la saga Fire Emblem podemos utilizarlos para que nos den objetos exclusivos pero eso sí, una vez por día.

CONCLUSION

Fire Emblem Warriors: Three Hopes es un pequeño giro de tuerca más en el género mushou, mejorando lo ya visto en The Legend of Zelda: Breath of the Wild: Hyrule Warriors: Age of Calamity, creando un nexo de unión con el mundo de Fire Emblem: Three Houses. Es cierto que los fans de la saga Fire Emblem encontrarán muchas referencias al juego anterior, pero tanto si eres seguidor de Fire Emblem o no, encontrarás en Three Hopes un mushou muy divertido.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado Nintendo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí