Análisis de ALIENS: DARK DESCENT

0
498
Publicidad

Juego disponible en formato físico y digital para PlayStation 5, PlayStation 4, Xbox Series, Xbox One y PC.

Juego analizado en PlayStation 5.

Tindalos Interactive y Focus Home Interactive nos traen el nuevo juego de los Xenomorfos de la franquicia de extraterrestres más aterradores del mundo del cine. Aliens: Dark Descent llega a consolas de nueva y pasada generación en formato físico gracias a Plaion. En el espacio, nadie puede oír tus gritos…

Aliens: Dark Descent es un nuevo juego de estrategia en tiempo real que adopta las mismas mecánicas que hicieron famoso a XCOM y donde conserva el encanto del universo de Aliens.

La historia de Aliens: Dark Descent es muy clara: un aterrador brote de Xenomorfos se desata en una nave cerca de la órbita del planeta lunar Lethe. Desde Facehuggers hasta la Reina Alien deambulan por la colonia bajo la corporación Weyland-Yutani en busca de presas.

Su único salvador es un escuadrón de cuatro marines para evitar que los aterradores alienígenas acaben con todos. Mientras tanto, deberán traer recursos a la base como alimentos, suministros médicos y herramientas para reparar la nave.

El juego está estructurado en forma de misiones en las que el jugador da órdenes a los marines, no como soldados individuales, sino como unidad. En todo momento, deberán permanecer juntos, ya que de lo contrario, los soldados son más vulnerables a los ataques de los Aliens.

Por suerte disponemos de un rastreador de movimiento que puede usar para rastrear cualquier ser dentro de un radio de 60 metros. Alien: Dark Descent fomenta el sigilo, y por una buena razón. En primer lugar, cada ataque agota el nivel de estrés de tu escuadrón y eso no importa si ganas la batalla, ya que cuando tu escuadrón está muy estresado, tienden a ignorar tus órdenes y dispararán al azar, consumiendo más munición.

El ataque a un ataque a un xenomorfo puede alertar a las colmenas cercanas. En cuestión de segundos, un enjambre de xenomorfos nos atacará sin compasión. Si tu escuadrón tiene pastillas de Naproleve, pueden tomarlas para reducir el estrés, de hecho, deberán hacerlo. También encontraremos una habitaciones seguras y podemos soldar las puertas para cerrarlas y así estar a salvo. Así que, por innecesarios que parezcan, úsalas siempre que puedas.

Al igual que existen varias clases de xenomorfos, también hay clases de sargento, artillero, médico, reconocimiento y tecker. Cada uno tiene habilidades, fortalezas y debilidades únicas que debes tener en cuenta en general.

Mientras que un artillero es un experto en armas de fuego, un reconocimiento puede descubrir caminos y pasillos seguros para ayudarlo a evitar encuentros innecesarios con los xenomorfos. Por lo tanto, debemos ajustar nuestro escuadrón en consecuencia si queremos tener alguna posibilidad de ganar en enfrentamiento.

Aliens: Dark Descent tiene un acabado visual muy llamativo entremezclados con gráficos realistas y cartoon. Pero la iluminación utilizada es de cine, ya que consigue una atmósfera terrorífica y desoladora a partes iguales.

El apartado sonoro está muy bien equilibrado con los sonidos ambientales y la escueta banda sonora, generando más tensión en la partida. El juego viene doblado al español y con un gran doblaje al inglés.

CONCLUSIÓN

Aliens: Dark Descent es un gran juego que toma prestadas varias ideas de juegos como XCOM para crear su propia versión. El modo de juego es muy similar, pero incluso el más veterano en este tipo de juegos tendrá dificultades para jugar por su dificultad, por eso, aunque los tutoriales a veces se hagan pesados, hay que leerlos. El único inconveniente es que tiene algunos errores con la carga de texturas que aparecen y desaparecen y afean el acabado final del juego. Aliens: Dark Descent es uno de los mejores juegos de estrategia en tiempo real jamás creados…de la franquicia, claro.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha proporcionado Plaion.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí