Alicante trabaja en 62 viviendas con alquiler social para jóvenes y familias necesitadas

0
121
Publicidad

El Patronato de la Vivienda construye 13 unidades en el Portón y prepara la licitación de otras 32 en San Blas, 10 en San Gabriel, y la rehabilitación de otras siete

 El Patronato Municipal de la Vivienda del Ayuntamiento de Alicante impulsa cuatro proyectos con el objetivo de incorporar 62 unidades al parque municipal con una inversión que supera los cinco millones de euros. Se trata de los 13 pisos que están pendientes de finalización en El Portón en el Casco Antiguo, la construcción de 32 en un nuevo edificio en San Blas, así como la rehabilitación de 10 viviendas en San Gabriel de antiguos maestros y otras siete en otros puntos de la ciudad.

El concejal responsable del Patronato Municipal de la Vivienda, Carlos de Juan, ha explicado que “el objetivo del nuevo equipo de gobierno es reactivar el parque de vivienda pública con el impulso de nuevos proyectos constructivos o de rehabilitación que permitirán incorporar otras 62 unidades destinadas a cubrir los programas de alquiler social en la ciudad, con una inversión que supera los cinco millones de euros en lo que resta de legislatura”.

El ente municipal de Vivienda trabaja en nuevos proyectos de vivienda social con el objetivo de incorporar otras 62 unidades al parque municipal. Concretamente, tiene en ejecución 13 viviendas la zona del Portón en el Casco Antiguo cuyo contrato acaba de resolver por incumplimiento de la empresa constructora con el objetivo de volver a licitar y que puedan estar disponibles a finales de 2025.

También se preparan los pliegos para sacar a concurso las obras de construcción de un edificio de 32 viviendas sociales en la calle Ceuta número 5, en el barrio de San Blas, con un presupuesto base de licitación de 3.492.865,13 euros, más otros 99.946 euros para contratar la dirección facultativa.

De la misma forma, el Ayuntamiento acaba de aprobar el proyecto para la rehabilitación de 10 viviendas en el antiguo edificio de maestros de propiedad municipal en la calle Fernando Díaz de Mendoza de San Gabriel para incrementar el parque público de viviendas sociales con una inversión de 1.050.000 euros y un plazo de ejecución de diez meses. Además, el Patronato redacta los pliegos para licitar las obras de puesta en uso de otras siete viviendas incluidas en el programa de alquiler social con un presupuesto de 96.792,82 euros.

En los primeros tres meses del nuevo gobierno municipal se han adjudicado contratos de alquiler de 16 viviendas sociales, de las que 12 son destinadas a población universitaria, tres viviendas situadas en el Casco Antiguo del Programa de Alquiler Asequible y una del Proyecto de Viviendas de Inclusión Social.

Además, se está llevado a cabo un censo de población inquilina del Patronato Municipal de la Vivienda, visitando todas las unidades y realizando un cuestionario para conocer la opinión de los inquilinos, además de actualizar la situación de los deudores en la totalidad de parque de vivienda pública municipal.

Lista de espera

El Patronato Municipal de la Vivienda ha reducido en dos tercios la lista de espera para acceso a viviendas públicas de las 184 peticiones aceptadas en la última convocatoria realizada en 2016. En este periodo se ha atendido a 118 adjudicatarios, formalizado 75 contratos de arrendamiento y aceptando 43 renuncias, quedando en lista de espera 66 solicitudes. Además, se han contestado por escrito otras 57 solicitudes con derivaciones al Programa de Alquiler Asequible o al EVHA (Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo) de la Generalitat.

El Patronato Municipal de la Vivienda gestiona en la actualidad 746 pisos en su mayor parte en régimen de alquiler a largo plazo, salvo las 72 viviendas intergeneracionales del edificio de la plaza América y las 54 del edificio de viviendas universitarias del Casco Antiguo para estudiantes y personal investigador. El primer grupo, correspondiente al régimen general, la lista de espera habilitada en 2016 permanece cerrada hasta cubrir las 66 peticiones pendientes de atender cuando se queda pisos vacíos por defunción o abandono, mientras que los otros dos grupos de viviendas -intergeneracionales y universitarias- mantienen las listas abiertas al producirse mayor rotación.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí