El Gobierno regional de Murcia denuncia el retraso en los viajes de turismo y termalismo del Imserso

0
10111
Publicidad
Publicidad

Exige al Gobierno central una solución urgente y efectiva que permita recuperar el programa de forma inmediata.

La venta de los paquetes turísticos del Imserso, que en años precedentes comenzaba a mediados de septiembre, todavía no ha empezado, “razón por la cual parece materialmente imposible que las ventas arranquen este mes”, según el consejero de Presidencia, Turismo y Deportes, Marcos Ortuño. Esta situación “puede suponer pérdidas de más de 300.000 estancias, tanto en hoteles como en balnearios, y 10 millones de euros para el sector turístico regional, que se suman a las producidas por la suspensión del programa el pasado año por causa de la pandemia”.

La gestión llevada a cabo por los ministerios de Derechos Sociales y Agenda 2030 y de Industria, Comercio y Turismo ha tenido como consecuencia “un retraso que continúa, puesto que aún no han completado la adjudicación de los contratos, lo que imposibilita la venta de los viajes”, señaló el consejero. Una vez firmados estos, las empresas necesitarán cerca de un mes para iniciar la comercialización de las 800.000 plazas.

En la Región de Murcia, la oferta inicial para esta temporada fue de 21.877 plazas, “lejos de las 25.300 del programa de 2018-2019, situando la Costa Cálida en niveles de 2015-2016”.

El consejero Marcos Ortuño se reunió hoy con representantes del Consorcio murciano de Turismo de Salud. Costa Cálida Cares, que engloba a balnearios, centros de talasoterapia y spas, hospitales privados y servicios y empresas y productos afines al turismo de salud para abordar la situación creada con la demora del programa. Asistieron al encuentro el director del Balneario de Archena, David Rull, el presidente de Costa Cálida Cares, Jaime Dávalos, director Hospital Mesa del Castillo, y la secretaria del consorcio, Mamen Martínez.

Marcos Ortuño demandó una explicación por parte de los ministerios acerca del retraso en la puesta en marcha de los viajes, que ya “ha supuesto una mayor espera a miles de personas que hasta ahora no han podido disfrutar de unos viajes que este año son más necesarios que nunca, después de la pandemia que les ha afectado especialmente”. El consejero insistió también en los “enormes perjuicios” para el sector del turismo de salud regional.

En la Costa Cálida son cinco los hoteles de cuatro estrellas que tradicionalmente han ofrecido sus plazas para los viajes del Imserso, y que podrían llegar a perder hasta 8.750.000 euros, mientras que el balneario de Archena puede dejar de aprovechar hasta 1.770 plazas destinadas a jubilados.

“Cada día que pasa sin que el Gobierno de España apruebe de forma definitiva el programa del Imserso supone una doble pérdida, la social, para las personas que podían estar disfrutando de unos viajes que tienen más que merecidos; y la económica, por parte de un sector necesitado de que los gobiernos les ayudemos, no de que les creemos problemas”, subrayó el consejero.

Menor estacionalidad

Esta paralización también supone un coste para la Región de Murcia puesto que se trata de un programa importante para desestacionalizar el turismo.

El turismo de salud y bienestar está asociado a seguridad, sostenibilidad, calidad y alta fidelidad, puesto que nueve de cada 10 turistas de salud ya habían visitado la Región con anterioridad, y en el caso de la Región dispone de un gran margen de crecimiento.

En este sentido, en términos globales, no sólo del programa del Imserso, el conjunto de balnearios, centros de talasoterapia, spas, clínicas privadas y centros hospitalarios privados asociados a este producto generaba antes de la pandemia un flujo anual a la Región de alrededor de 160.000 visitantes, lo que supone un tres por ciento de la afluencia total de turistas, y 110 millones de euros en ingresos, un 3,5 por ciento del gasto total de los visitantes en la Región de Murcia.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí