¿Carril-bici en Benidorm?. No, “Carril Alquería”

0
11798
Publicidad
Publicidad

OPINIÓN ( Por José Antonio Corachán Marzal)

Resulta difícil tener que reconocerlo, es mas, resulta triste a esta altura de la película tener que admitir que en Benidorm la democracia está ausente. Y me atrevo públicamente a manifestar esta afirmación, por múltiples razones. Dicen que para muestra basta un botón: El Ayuntamiento de Benidorm incumple permanentemente la ley, hace y deshace a su antojo y capricho ordenanzas que no cumplen las leyes, saltándose a la torera el Ordenamiento Jurídico y poniendo en serio peligro la seguridad de sus ciudadanos.

Esta actitud desvergonzada, irresponsable y corrupta se ha tomado como costumbre y curiosamente como todos los estamento públicos que jerárquica y constitucionalmente están en un nivel superior, miran hacia otro lado, se ha roto el citado ordenamiento, se ha vulnerado parte de la Constitución y en una palabra, cualquier parecido de nuestra supuesta democracia con una democracia real, es pura y simple coincidencia.

Una cosa es ir “poquet a poquet” y otra muy distinta es utilizar esa expresión para plasmarla en señales de tráfico, a lo largo y ancho de la ciudad, limitando calles y avenidas a una velocidad máxima de 10 km/h. Es decir el “poquet a poquet” se convierte en “hago lo que me viene en gana” y quien puede pararme esas ganas, quien está obligado a detener mi inadecuado e improcedente rodillo, mira hacia otro lado y se calla.

La máxima del “poquet a poquet” tiene su origen en la ineptitud y falta de conocimiento de los temas, es el egocentrismo que no deja ver el horizonte, el entorno, porque para el egocéntrico entorno y horizonte empiezan y terminan en si mismo. Por esa razón va poco a poco con su torpeza, para no equivocarse. Ahora bien, cuando el tema entraña ciertas dificultades, como el egocéntrico cree saberlo todo, toma la decisión equivocada sin ser consciente de ello. Su miopía decisoria se agudiza porque está convencido de estar en posesión de la verdad y la razón absolutas, permanentemente.

Y así nos encontramos de la noche a la mañana con la nueva señal de tráfico de máxima velocidad 10 km/h., que no sabemos quien la ha inventado porque en la tabla de señales del Reglamento de Circulación, la señal de velocidad mas baja es 20 km/h. No existe, pero si sabemos quien es el responsable directo, el concejal de Movilidad y subsidariamente el Ayuntamiento.

Y planteo el siguiente supuesto: Si un peatón resulta atropellado andando por una vía señalizada con el fatídico 10 por un vehículo que circula a 11km/h. ¿quien es el culpable, el peatón o el vehículo?…

Como la señal de 10 es ilegal, no figura en la Tabla de Señales, el culpable sería el peatón que está obligado a circular por la acera no por la calzada, y el conductor no esta obligado a respetar una señal ilegal.

En ciertas ocasiones es mejor no inventar, y en esta especialmente, ya que bastaba con colocar una señal de tráfico la S-28 que si figura en la Tabla de Señales, es de forma cuadrangular, fondo azul y figuras en blanco y que da prioridad absoluta a los peatones.

Por lo que respecta al “carril alquería” hay que advertir a los irresponsables responsables de nuestra Alquería que cuando ese carril se sitúa por el centro de una vía de una sola dirección, calle Primavera, y se señaliza en horizontal con una silueta de bicicleta en blanco, ningún otro vehículo puede invadir la zona así reservada, por lo tanto si la anchura de la vía lo permite la reserva para bicicletas hay que situarla en un lado de la calzada aunque para ello sea necesario eliminar el aparcamiento recaudatorio.

José Antonio Corachán Marzal, Jefe de Opinión de Agencia6

Repasando la legislación sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (RDL 6/2015 de 30 de septiembre), leemos en su Artículo 55 Formato:

“1. Reglamentariamente se establecerá el Catálogo Oficial de Señales de la Circulación y Marcas Viales, de acuerdo con las reglamentaciones y recomendaciones internacionales en la materia.

Dicho Catálogo especificará necesariamente la forma, color, diseño y significado de las señales, así como las dimensiones de las mismas en función de cada tipo de vía y sus sistemas de colocación.

Las señales y marcas viales deberán cumplir las especificaciones que reglamentariamente se establezca.”
Continua en su Artículo 58 diciendo: El titular de la vía o, en su caso, la autoridad encargada de la ordenación y gestión del tráfico, ordenará la inmediata retirada y, cuando proceda, la sustitución por las que sean adecuadas a la normativa vigente, de las que hayan perdido su objeto y de las que no lo cumplan por causa de su deterioro.
En su anexo 1 Conceptos básicos nº 75: “Carril-bici. Vía ciclista que discurre adosada a la calzada, en un solo sentido o en doble sentido.”
La citada vía ciclista debe discurre adosada, no insertada en el centro de la calzada. Desde el día 1 de enero del presente año, entre las normas restrictivas de la DGT, destaca:“-En vías donde la acera y la calzada estén al mismo nivel, la velocidad límite es de 20 Km/h.
-En vías de único carril por sentido de circulación la velocidad máxima es de 30 Km/h.”
La velocidad máxima de 10 km/h. no aparece por sitio alguno y su implantación quiebra el estado de derecho. El Ayuntamiento se inventa caprichosamente señales de tráfico y con ello confunde a vecinos y visitantes, dando la espalda a la ley. Cuando sitúa sus Ordenanzas por encima de la Ley fulmina, aniquila y pulveriza a la democracia. Autorizar con una simple Ordenanza la libre circulación en emergencia de ambulancias, vehículos de bomberos y policía es poner en serio peligro la seguridad de los usuarios del carril-bici. Lo propio es eliminar muchos de los lomos de asno inútiles.

Avenida Jaime I de Benidorm

Dice el profesor Sanz Caballero que exigir responsabilidad a los gobernantes, junto al principio de igualdad, el sufragio universal y la participación en la toma de decisiones, constituyen los pilares fundamentales de los sistemas democráticos modernos. En nuestro caso exigir responsabilidades es como buscar agua en el desierto y participar en las decisiones es como cazar liebres en el mar, lo único que se cumple es el sufragio y ello gracias a nuestra Patrona. De lo que deduzco que la Alquería no es demócrata, es el rodillo totalitario del amo quien gobierna y marca sus pautas.

Ahora solo nos queda esperar (de ilusión también se vive) que los irresponsables responsables se pongan en marcha y dejen de lado el “poquet a poquet” y regularicen a la mayor brevedad, conforme a la legalidad vigente en el resto del Estado, la circulación de nuestra ciudad, salvando así la añoranza y tristeza de una democracia perdida. Esperaremos sentados porque mucho me temo que para esta gente nada sirve si no se coloca uno previamente unas rodilleras. En fin…

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí