Las ventas de la industria andaluza se apuntan un incremento interanual del 36% en junio

0
10148
Publicidad
Publicidad

La energía arrojó mayores tasas de crecimiento, con un alza del 83,9%, seguida de los bienes intermedios, con un 35,2%, y de los bienes de consumo, con un 21,8%

La cifra de negocios de la industria ha crecido en junio pasado un 36% interanual en Andalucía respecto al mismo mes del año pasado, 17 puntos más que la media española. Así se desprende de los datos relativos al Índice de Cifras de Negocio en la Industria publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), dependiente de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades.

Este índice mide la evolución mensual de la actividad de las empresas que forman parte del sector industrial en Andalucía a partir de sus cifras de negocios, esto es facturación, en términos monetarios, debida a la venta de bienes y prestación de servicios industriales a terceros.

Andalucía lidera junto a Asturias, con el mismo porcentaje, los mayores ascensos producidos por comunidades, por delante de otras regiones como Canarias, Murcia o Cataluña. Con este avance apuntado por la región andaluza, la facturación de la industria suma cuatro meses de subidas consecutivas, tras los descensos registrados en meses anteriores como consecuencia de la crisis sanitaria y económica del Covid-19.

Por destino económico de los bienes, la energía arrojó en la comunidad mayores tasas de crecimiento, con un alza del 83,9% interanual, seguida de los bienes intermedios, con un 35,2%, y de los bienes de consumo, con un 21,8%.

En cambio, los bienes de equipo registraron el menor incremento en las ventas, con una subida del 10%.

Corregidos los efectos de calendario y la estacionalidad, la cifra de negocios de la industria subió en Andalucía el pasado mes de junio un 38,6% con respecto al mismo periodo del año anterior. Para que las series mensuales sean comparables entre sí, los datos se corrigen de efectos estacionales que se producen en determinados periodos del año y que pueden distorsionar su análisis como, por ejemplo, el inicio del curso escolar o los periodos vacacionales. Asimismo, se ajustan los efectos del calendario teniendo en cuenta la variación de la productividad debida a las diferentes estructuras de los meses como el número de días hábiles en el mes o fiestas móviles como la Semana Santa, entre otros.

Teniendo en cuenta esa corrección y por destino económico, la tasa de variación del mes de junio creció un 93,4% en energía, un 33,4% en bienes intermedios, un 21,7% en bienes de consumo y un 10,6% en bienes de equipo.

En los seis primeros meses del año, la facturación de la industria acumula un crecimiento medio del 20,8%, destacando la energía con un crecimiento acumulado del 28,3%.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí