Carta Abierta (y van dos) al “mudo” Alcalde de Benidorm

0
10372
Publicidad
Publicidad

Recuerdo que hace unos días publiqué una Carta Abierta a nuestro Alcalde Sr. Perez en su calidad de Presidente del Consejo Vecinal de Benidorm. El resultado ha sido el esperado: No ha habido respuesta, no hay respuesta y no habrá respuesta.


Llegados a este punto surge la pregunta: ¿Porqué si nos consta que sabe leer?. Lo que nos conduce a un abanico de posibilidades, entre ellas las siguientes:

  1. No hay mejor desprecio que no hacer aprecio. Con lo cual ha despreciado con su comportamiento a parte del Consejo Vecinal. Allá él y los votos que desprecia.
  2. Quien calla, otorga. Con su silencio nos da la razón.
  3. Su futuro lo tiene secuestrado y enmudecido. Si de Alcalde de Benidorm tras veintiséis años sentado en el salón de plenos ha ascendido a Presidente provincial de su Partido, para las próximas elecciones parece que Usted apunta a que le coloquen en las candidaturas del Congreso… por lo tanto, ¡hasta luego Consejo Vecinal, que te den recuerdos!.
  4. Lo que no deja, dejarlo. El Consejo Vecinal dejar, lo que se dice “dejar” no deja nada, no tiene asignación económica alguna, ni por cargo, ni por asistencia ni por ser Alcalde. Da la impresión de que ha perdido los papeles como viene siendo costumbre arraigada en nuestro Ayuntamiento. El Alcalde es y se debe a todos los vecinos, a los vecinos que le votaron, a los vecinos que no le votaron, a los vecinos que se abstuvieron. a los vecinos que votaron por correo e incluso a los vecinos que no pisaron Colegio Electoral alguno. Pero eso sí, todos ellos vecinos censados, por lo que veremos mas adelante. Claro esta que una cosa es que con nuestro sistema electoral seas elegido Alcalde y cosa distinta es que una vez elegido gracias a tu posición en la lista de “listillos”, tengas la capacidad, el conocimiento y el contenido suficiente y necesario para ser Alcalde. Es la capacidad de gestión de cada día, la actitud transparente para con los vecinos, sumadas a los valores de la persona, lo que va apreciando y estimando la posición del Alcalde. Y es en los momentos críticos tales como en el de la pandemia actual, cuando la buena gestión, la actitud positiva y los valores adquiridos ponen publicamente de manifiesto el valor como Alcalde enlistado.
  5. Leo con asombro en los medios de comunicación el siguiente titular:
    “Radios, teles y fábricas de cerveza entre los nuevos sectores de Benidorm para las
    Ayudas Paréntesis”
    y mi asombro se reconvierte en pasmo cuando otro titular me anticipa: “Benidorm emitirá una tarjeta para empadronados, de uso en transporte urbano y
    con 10 € de carga”

    Parcialmente recuperado pero aún con síntomas de asfixia alveolar y ansiedad histérica,
    retomo el artículo, releo el titular y me digo: ¡Que ven mis ojos! Tantos bobos por metro
    cuadrado, aunque sea entre paréntesis, no hay en Benidorm. Tengo claro lo de las Radios y las Teles y seguro que no me equivoco si las enumero, pero de momento me voy a callar los nombres. No obstante lo de Fábricas de cerveza tiene tela, “tela marinera” porque cabe pensar en un equívoco si cambiamos lo de fábricas por distribuidores y a pesar del cambio lo que no me encaja es: ¿dinero público para fábricas de cerveza? pero ¿qué fábricas? ¿dónde están? ¿en el polígono industrial fantasma? ¿un Ayuntamiento promocionando la cerveza? ¿y a los caldos de Valdepeñas, Duero, Rioja y Jerez porque no los subvenciona? ¿y a los agricultores, pescadores y parados? ¿y a los trileros?… ¡Para llorar y no tener pañuelo!. Si todavía hay colas de pobreza… Claro si del evento radio-alcohólico pasamos a la limosna del transporte para vecinos censados…
  6. Mire Vd. Sr. Alcalde, por esos 10 € ni me molesto en retirar la tarjeta. La
    limosna no denigra a quien la recibe, sino a quien la da
    y con esa tarjeta pringada que va a pagar con nuestros impuestos, nos humilla y Vd. se desprestigia. Rebaje tasas e
    impuestos municipales, que pagamos de nuestro bolsillo, rebaje la recogida de residuos sólidos, rebaje el alcantarillado, rebaje los vados, rebaje el IBI y de paso rebajará su prepotencia y aliviará nuestra fiscalidad
    . Todo ello por una simple y sencilla razón, porque como Alcalde Vd. se debe a sus vecinos censados, ya que de ellos recibe mensualmente su salario y así lo aceptó cuando juró su cargo.

Por cierto, y ya que hablamos del censo, entiendo que “vecino censado” es aquel que reside en la localidad de hecho y derecho y así consta en su D.N.I. Esos datos censales que figuran en el Padrón Municipal son prueba fehaciente de su residencia en el municipio y de su domicilio habitual, constituyendo por lo tanto el carácter de documento
público. Por otra parte todo vecino empadronado en el municipio tiene derecho a votar y a ser elegido en el caso de presentarse en las listas electorales, puesto que los datos del padrón son los que se utilizan para elaborar las listas del censo electoral y calcular la población de cada municipio.


Pues bien Sr. Alcalde, la picaresca española ha llevado desde tiempo inmemorial a ciertos vecinos a poder estar censados en un municipio en el que no tienen de hecho su residencia habitual, irregularidad manifiesta en nuestro caso. Todos sabemos la cantidad de personas cuyo domicilio de hecho está en Benidorm y están censadas en otro municipio. Las malas lenguas dicen que Usted es uno de ellos, y por tanto, estaría ofreciendo una imagen de ciudadano “poco ejemplar”. Igualmente sabemos que consecuentemente las cifras de población que da el Instituto Español de Estadística no son veraces. ¿Sabemos que conlleva ser “vecino censado”?:

  • Ser elector y elegible conforme a lo dispuesto en la ley electoral.
  • Utilizar, conforme a su naturaleza, los servicios públicos municiples.
  • Participar en la gestión municipal de acuerdo con lo dispuesto en las leyes.
  • Pedir consulta popular en los términos previstos en la ley.
  • Ser informado, previa solicitud razonada, de los expedientes y documentación municipal.
    A la hora de emitir la “Tarjeta Limosnera” ¿se van a tener en cuenta alguno de estos principios básicos? Porque según se comenta, se rumorea y se apostilla por los mentideros públicos, hay funcionarios, sacerdotes, y personas muy conocidas que no están censados en nuestro municipio. ¿Tendrán acceso a la “Tarjeta Limosnera”? ¿si? ¿no?… Depende. ¿De que depende? de lo que está pensando el lector y todos sabemos. ¿Como se repartieron las famosas pegatinas de la “P”?…será de nuevo similar el sistema. Cuando la gestión pública está vacía y carece de transparencia, conocimiento y ética, se transforma en gestión totalitaria y pasa lo que pasa. ¡Hoz, martillo y cerveza para todos!.

José Antonio Corachán Marzal.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí