Declaración Institucional de la Comunidad de Madrid tras consumarse los indultos del gobierno de España a los golpistas catalanes

0
10119
Publicidad
Publicidad

Tras las imágenes que acabamos de ver de la salida de la cárcel de los líderes independentistas por la decisión del presidente del Gobierno y su Consejo de Ministros, la Comunidad de Madrid tiene la obligación ineludible de expresar su repulsa y total condena, así como de reafirmar su compromiso con la Constitución, el conjunto de nuestro ordenamiento jurídico y las instituciones democráticas.

Este indulto colectivo, a duras penas camuflado mediante una serie de indultos individuales, que lo convierten en un auténtico fraude de ley, no solo contraviene el criterio del Tribunal Supremo, máxima instancia de nuestro Estado de Derecho, sino que también es un atentado contra los principios invocados en el Preámbulo de nuestra Carta Magna: la justicia, la libertad y la seguridad jurídica.

Justicia, libertad y seguridad jurídica amenazadas por las acciones de los delincuentes ahora amnistiados, imponiendo su proyecto de república totalitaria a los catalanes y a todos los españoles, y que, además, han declarado que volverán a hacerlo, ignorando la soberanía nacional y el bien de cuantos integramos la Nación Española.

El imperio de la ley, la igualdad de los españoles ante la misma, y la credibilidad internacional de España han quedado también maltrechos tras este atropello, que el Gobierno acomete en contra del interés general, y movido únicamente por su apego al poder, sea cual sea el precio que haya que pagar.

Sabemos, además, que este es solo un primer paso, puesto que el Gobierno prepara también reformas normativas para dejar indefenso al Estado de Derecho, recortando la capacidad del Tribunal Constitucional, de las leyes y de la propia Justicia.

Al humillarse personalmente ante los golpistas, el presidente del Gobierno ha ultrajado la figura institucional que representa, y, por tanto, a todos los españoles, faltando gravemente a la responsabilidad y la dignidad de su cargo.

Personalmente, no voy a consentir que ni la empresa ni los autónomos madrileños, y mucho menos el resto de los contribuyentes, paguen esta fiesta.

Si el gobierno lo pretende, antes lo pagará él políticamente.

No existe generosidad cuando se ejercita frente a aquellos que nos intimidan. Se convierte en una cortina para ocultar lo que solo es cobardía, o poner las instituciones al servicio de intereses inconfesables.

El presidente del Gobierno intenta disfrazar de solución política lo que a todas luces es el pago de un peaje desesperado al servicio de su supervivencia a corto plazo.

Como han recordado los mismos a quienes ha puesto en libertad, <<con los indultos no termina nada>>.

Simplemente comienza otro capítulo del funesto proceso independentista, en el que sus autores se sienten más fuertes, más impunes y mejor preparados para someter a la sociedad catalana y española.

Hoy se humilla a los españoles, y España entera está indignada.

Pero, aunque los adversarios de la democracia española se hayan apuntado esta victoria, estamos plenamente convencidos de que no triunfarán.

La sinrazón, la agresión independentista y la connivencia política de los que secundan este acto ilegal, no vencerá.

Los españoles no permitirán jamás que se les ampute una parte de su país.

Y ninguna mesa al margen del Parlamento podrá suplantar la soberanía nacional representada en las Cortes.
El fin último de este episodio es permitir un referéndum independentista. Pero si Pedro Sánchez lo quiere, es sencillo: que convoque elecciones y lleve los indultos en su programa electoral.

Ante la gravedad de lo que ocurre, hoy, más que nunca, la Comunidad de Madrid reafirma su lealtad a la Constitución, su compromiso con la unidad nacional, y su apoyo a todos los catalanes que sufren los abusos de los independentistas.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí