Valencia recibe el apoyo de Ximo Puig y la Generalitat para organizar los Gay Games 2026

0
10348
Publicidad
Publicidad

Ximo Puig garantiza todo el apoyo de la Generalitat a València como sede de los ‘Gay Games 2026’ y señala que ‘la medalla de la inclusión’ es la más importante.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha señalado que la Generalitat, junto al resto de las administraciones implicadas, “no escatimará esfuerzos” para que la candidatura de València como sede de los ‘Gay Games 2026’ sea “un éxito” y, si resulta finalmente elegida, para convertir estos juegos deportivos “en una referencia internacional”. “La inclusión nos implica a todos; esta es la medalla que más importará en 2026”, ha señalado.

El president ha participado en el acto de presentación de la ciudad de València como candidata a sede de los ‘Gay Games 2026’, un encuentro que se ha celebrado en el edificio Veles e Vents de la capital y al que ha asistido también el conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà.

Para el president, ser la sede de estos juegos, que, desde 1982, se han convertido en un “modelo de cohesión social”, permite “dar la batalla contra la discriminación por motivos de orientación sexual, identidad de género, raza, incapacidad física o edad”, así como también “luchar por las libertades públicas y por los derechos fundamentales” del conjunto de la sociedad.

Como ha manifestado Puig, el deporte “transciende su ámbito para simbolizar la ayuda mutua, la solidaridad, el respeto y la unión”, y encarna también “los valores de perseverancia y esfuerzo”.

Por ello, “sin duda, ser sede de este acontecimiento social y deportivo es una oportunidad única”, que, además, multiplicará por cuatro su impacto, en las vertientes deportiva, cultural, social y económica, ha manifestado.

En este sentido, ha señalado que su impacto deportivo se sumará al éxito de los maratones que se organizan en la ciudad, “ya en el mapa internacional”, y el cultural permitirá mostrar el patrimonio valenciano.

Asimismo, el impacto social reforzará ante el mundo “la imagen de apertura, inclusión y aceptación de la diversidad”, y el impacto económico reportará importantes beneficios, puesto, según ha recordado, en 2018 este acontecimiento le generó a París un retorno de 136 millones de euros.

El president ha insistido en que, si resulta seleccionada como sede de esta competición deportiva, València contará “con todo el apoyo institucional y empresarial posible”, y también -ha agregado- con la calidad de las instalaciones e infraestructuras y con el respaldo y respeto de la ciudadanía.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí