Las clases bajas y medias de Murcia ahorran ocho de cada diez euros por la bajada autonómica del IRPF

0
10133
Publicidad
Publicidad

De los 18,3 millones de ahorro del año pasado, 15 millones se mantuvieron en los bolsillos de contribuyentes de rentas de menos de 60.000 euros

Las clases bajas y medias de la Región de Murcia son las que se benefician en mayor medida de la bajada del tramo autonómico del IRPF en la declaración de la Renta, que el Gobierno regional aplica por segundo año después de su entrada en vigor en la pasada campaña fiscal. Así, de los 18,3 millones de ahorro del año pasado, 15 millones se mantuvieron en los bolsillos de contribuyentes de rentas de menos de 60.000 euros, es decir, más de ocho de cada diez euros.

Además, de esos 15 millones de ahorro para estas rentas, 8 millones correspondieron a contribuyentes con ingresos de menos de 34.000 euros. La rebaja se aplicó en el primer año a 647.648 declaraciones de la Renta, y se implantará de forma progresiva hasta 2023. La previsión de ahorro es superior a los 80 millones de euros tras materializarse los cinco descensos.

La modificación de la escala autonómica es aplicable a la base liquidable general del IRPF, y minora el gravamen en todos los tramos de la escala. El tipo marginal aplicado por la Comunidad para los tramos de renta pasó del promedio del 16,20 por ciento de antes de la reforma al 15,93 por ciento ya aplicado el pasado año, y al 15,67 por ciento este año. El tipo marginal definitivo será del 14,88 por ciento, desde 2023.

En la campaña de la Renta del presente año, el descenso oscila entre los 0,10 y los 0,44 puntos en función de los diferentes tramos de renta. La mayor bajada con respecto al año pasado (0,44 puntos) se experimenta en las rentas de entre 20.200 y 34.000 euros.

Por ejemplo, si en 2018 la Comunidad aplicaba un tipo marginal del 15,50 por ciento a rentas de entre 20.200 y 34.000 euros, la entrada en vigor de la rebaja hizo que ese tipo cayera hasta el 15,06 por ciento en la declaración de la renta del pasado año; que vaya a ser del 14,62 por ciento este año, y que experimente sucesivos descensos hasta el 13,30 por ciento final desde 2023.

El consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital, Javier Celdrán, afirmó que “la reforma es sinónimo de fiscalidad justa” y destacó que “estamos convencidos de que una política de bajos impuestos es fundamental en nuestro modelo de libertad económico, y esa es precisamente la senda que están sabiendo seguir en los países europeos de nuestro entorno”.

Celdrán añadió que “esta política no se concreta solo con una nueva rebaja del tramo autonómico del IRPF, sino que también se apoya en las trece deducciones autonómicas que ponemos a disposición de los ciudadanos. Es fundamental ofrecer este tipo de apoyos en un escenario tan complejo como el actual”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí