El personal bombero forestal de refuerzo en la Comunidad Valenciana se incorpora al servicio de extinción de incendios para la campaña de verano

0
10279
Publicidad
Publicidad

Un total de 151 efectivos de personal del Servicio de Bomberos Forestales se han incorporado a las unidades de refuerzo anuales de la Generalitat para afrontar la campaña de verano contra los incendios forestales. Trabajarán hasta octubre con el objetivo de afrontar las posibles lluvias torrenciales de principios de otoño.

La versatilidad en las funciones del personal de bomberos y bomberas forestales de la Generalitat que, al margen de la extinción de incendios forestales también afrontan otras muchas contingencias derivadas de la Emergencia, hace que los meses de duración en los contratos de refuerzo se hayan duplicado en los últimos seis años. Así, para tratar de hacer frente a las necesidades surgidas por la pandemia de COVID-19, el año pasado se prorrogaron los contratos hasta finales de diciembre.
La unidad de refuerzo de Guardamar del Segura ya ha tenido que intervenir en la extinción de un incendio declarado en la tarde del sábado en el parque natural de las Lagunas de la Mata-Torrevieja. El servicio los efectivos de esta unidad resultó fundamental para atajar un fuego con varios focos y que amenazaba las viviendas próximas de varias urbanizaciones.

En este sentido, el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, ha destacado que, hasta el año 2015, las unidades de refuerzo trabajaban solo tres meses. Desde entonces, se han aumentado la duración de los contratos hasta los seis meses actuales.

“De mayo a octubre -ha explicado-, es el periodo más complicado del año en cuanto a incendios y temporales de lluvias, pero con la pandemia del COVID-19, los bomberos forestales han realizado también una labor importantísima que se ha llevado a cabo con el trabajo añadido de las unidades de refuerzo”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí