Castilla y León seguirá gobernada por Partido Popular y Ciudadanos

0
10044
Publicidad
Publicidad

Fracasa la mocióno de censura presentada por el PSOE contra el gobierno popular en coalición con Ciudadanos. Es la segunda intentona que fracasa desde los socialistas con tal de arrebatar el poder de los populares en comunidades autónomas, como ya sucedió la pasada semana en Murcia

La moción de censura presentada por el PSOE en Castilla y León para acabar con el gobierno de Alfonso Fernández Mañueco ha fracasado este lunes tras una jornada de intenso debate. El aspirante socialista a relevar al dirigente popular, Luis Tudanca, tan solo consiguió el apoyo de los dos representantes de Podemos, logrando 37 votos favorables, a cuatro de los 41 necesarios para la mayoría absoluta.

Ni un sólo voto proveniente de Ciudadanos ha respaldado al candidato socialista, que sólo ha contado con el respaldo de sus socios en el gobierno central de Madrid

La procuradora salmantina María Montero, exmiembro de Cs y ahora no adscrita, se abstuvo tras varios días en los que su voto estuvo en duda. Tampoco hubo sorpresas entre los demás representantes naranjas que, al final, respetaron la disciplina de voto dando su no a la moción, como también hizo la diputada de Vox. De esta forma ha quedado claro que los rumores de que “el psoe tenía convencidos a los naranjitos” y que han puesto durante el fin de semana muy nerviosa a la cúpula de Génova 13 en Madrid, no tenía fundamento alguno.

El único procurador de Por Ávila, una escisión del Partido Popular en la comunidad, Pedro Pascual, se abstuvo, al igual que el representante de Unión del Pueblo Leonés (UPL), Luis Mariano Santos.

“Déjenos morir en paz”

Una de las anécdotas del día la protagonizó el portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León, David Castaño, que pidió al PSOE que dejase a su partido “morir en paz”, en referencia a la crisis que atraviesa la formación de Arrimadas, a lo que el socialista Luis Tudanca contestó que “descanse en paz”.

Mañueco continuará gobernando la mayor región en extensión de Europa

Así, Fernández Mañueco continuará siendo presidente de Castilla y León en un gobierno de coalición con Ciudadanos tras unos días de preocupación entre los populares por la posibilidad de que tres diputadas de Cs y el representante de UPL votaran a favor de esta moción.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se desplazó este lunes a Valladolid para respaldar a Mañueco. De momento, las aguas han dejado de bajar revueltas entre los populares de España.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí