Los Reyes de España han visitado hoy la Real Fábrica de Tapices con motivo de su 300 aniversario

0
10467
Publicidad
Publicidad

Sus Majestades los Reyes visitaron la Real Fábrica de Tapices, una manufactura histórica líder en el campo de la fabricación y restauración de tejidos, con motivo de su 300º aniversario

Don Felipe y Doña Letizia recorrieron las instalaciones de la Real Fábrica de Tapices que fundó Felipe V en 1721 y que cumple 300 años, donde han tenido la oportunidad de ver trabajar a maestros y artesanos con las mismas técnicas centenarias que han convertido a la centenaria fábrica en un referente internacional.

Durante la visita a la Real Fábrica de Tapices, los Reyes estuvieron acompañados por el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; y por el consejero de Educación y Juventud y consejero de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid y presidente del Patronato de la Real Fábrica de Tapices, Enrique Ossorio.

Sus Majestades los Reyes iniciaron su visita en la Sala Francisco Bayeu donde se presentó los cuatro paneles: Historia de la Real Fábrica de Tapices, Tapices, Alfombras y Restauración. A continuación, se dirigieron a la galería, para observar la Acuarela de de Florit de la antigua Real Fábrica de Tapices y el Tapiz “Hechos de los Apóstoles” del Rey Felipe III.

Don Felipe y Doña Letizia recorrieron el Primer Obrador observando la fabricación de un tapiz, un encargo de tapices para el Palacio de Dresde en Alemania (El Palacio Real de Dresde fue bombardeado en la Segunda Guerra Mundial. Está siendo reconstruido y la Real Fábrica de Tapices ha ganado el concurso internacional convocado por el Land de Sajonia para la fabricación de tapices.), y la fabricación de alfombras de dos nudos: español y turco.

En la Sala Teniers, Sus Majestades los Reyes descubrieron una placa conmemorativa de su visita y recibieron un Tapiz la Cepa (pequeño tapiz realizado por los alumnos de la escuela taller en 2014). Previamente, en el Segundo Obrador, observaron la restauración de alfombras.

Seguidamente, en el jardín de la Fábrica, visitaron una colección de plantas tintóreas. Los Reyes finalizaron su recorrido en la nave de restauración textil, donde se encuentra la piscina de inmersión de lavado de tapices y la sala de tintes, y donde contemplaron las restauraciones de: escudo del IESE, uniformes históricos de niños alabarderos de la Guardia Real, escudo de España de Presidencia del Gobierno, y de tapiz en rulo.

La Real Fábrica de Tapices

Desde su establecimiento para atender, entonces, las necesidades de fabricación y restauración de tapices de la Corona, la Real Fábrica de Tapices fue ampliando su actividad a la elaboración de alfombras, y ya, en el siglo XIX, a reposteros nobiliarios, institucionales, y en el sigo XX a la restauración, conservación y limpieza de alfombras.

En 1996 y ante la difícil situación que atravesaba la misma, en manos particulares, se decidió por parte de las Administraciones Públicas hacerse cargo de ella, estableciéndose como Fundación, cuyo Patronato lo forman: Patrimonio Nacional, Patrimonio del Estado, Ministerio de Cultura, Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid y una serie de patronos a título individual. Sus instalaciones situadas en Atocha en Madrid fueran declaradas Bien de Interés Cultural en 2006.

Actualmente la Real Fábrica de Tapices se dedica a sus actividades tradicionales, como la fabricación de tapices (con pedidos del Gobierno de Sajonia, Banco de España o particulares, fabricación y restauración de alfombras, fabricación de reposteros para universidades, fundaciones, colegios profesionales… y, desde hace dos años con una unidad de restauración textil, integrada con por titulados universitarios con master y/o doctorado en restauración textil que aborda trabajos de cualquier naturaleza desde mantones de Manila, uniformes, banderas, guiones procesionales, ornamentos litúrgicos, reposteros, tapices etc. Su profesionalidad ha sido reconocida, por ejemplo, por la Fundación Rey Balduino de Bélgica en 2019 como mejor empresa de conservación de Patrimonio, y clientes como Gobierno del Reino Unido para la restauración de sus tapices en la embajada de Francia en Paris, embajadas de Brasil y Alemania en Madrid le han encargado la intervención en sus tapices.

Decenas de clientes como catedrales, Fundaciones, diversas administraciones públicas continúan acrecentando la confianza en los trabajos artesanales, sostenibles, y con un enfoque de calidad, sostenibilidad y reciclaje que se ha plasmado, hace unas semanas, en l obtención de la Norma de Calidad ISO 9001.

El futuro de la Real Fábrica de Tapices pasa por continuar con el proceso de internacionalización, captando clientes de nuevos mercados, especialmente en Oriente Medio, Colombia y México.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí