The Legend of Zelda, un clásico que cumple 35 años

0
9999
Publicidad
Publicidad

Quién lo iba a decir, han pasado nada mas y nada menos que 35 años desde que vio la luz la primera aventura de Link y Zelda. Fue en Famicom Disk cuando el 21 de febrero de 1986 empezaron a jugar a “Zelda no Densetsu: Hyrule Fantasy“, un juego que nos ponía en la piel de Link, un Hyliano que tenía la misión de rescatar a la princesa Zelda de las garras del malvado Ganon que deseaba obtener la Trifuerza. Pasado un tiempo el juego apareció en Nes con el título de The Legend of Zelda, juego que llegó a España y muchos pudieron disfrutar de una aventura de rol distinta, distinta porque nos colocaba al personaje principal sin armas y protecciones en medio del mapeado saliendo de una oscura cueva (¿no os suena al empezar de Breath of the Wild?). Menos mal que tuvimos la ayuda de una persona anciana que nos proporcionó lo necesario para poder avanzar en nuestra aventura. De esta manera empezaba una de las aventuras mas memorables en el mundo de los videojuegos y de los 8 bits.

El juego distaba bastante del formato original japonés, ya que el primero fue un disket:

El primer Zelda no Densetsu: Hyrule Fantasy en Famicom Disk.

El segundo formato fue en cartucho para la Famicom japonesa:

Cartucho de la Famicom japonesa.

Y más tarde nos llegaría el cartucho que nos llegó a España:

Caja original del juego que recibimos en España.

Pero a diferencia del color amarillo o verde de las versiones japonesas, nosotros recibimos un cartucho en color dorado:

El famoso cartucho de color dorado que recibimos en nuestros lares.

En el juego podíamos visitar el “vasto” (en 1986 lo era…) mundo de Hyrule por el orden que más nos gustara, pero lógicamente sería más difícil llevar a cabo el cometido de rescatar a la princesa Zelda (¡vaya, otra coincidencia con Breath of the Wild!). Debíamos coger distintas armas y utensilios para poder avanzar, pero había una pega, cada vez que nos mataban teníamos que empezar desde el punto de inicio del juego, justo donde salíamos de la cueva. Menos en las mazmorras, que empezábamos desde el interior de ellas.

Una de las mayores novedades de las que disponía The Legend of Zelda, era que disponía de una pila de guardado, y podíamos continuar la aventura con todos los objetos que habíamos ido recopilando. Eso era verdaderamente útil, ya que te facilitaba mucho el continuar el juego a diferencia de otros que para poder continuar, disponían de passwords para seguir en el juego. No era ni mejor ni peor, pero era más rápido darle a empezar que tener que poner un password entero.

El juego nos llegó completamente en inglés, pero menos mal que en el interior de la caja llevaba por una cara, un mapa desplegable donde nos ponía la ubicación de cada mazmorra y los objetos que habían en el juego, y por el otro lado, pequeños trucos para que fuese mas fácil la aventura al haber llegado en inglés.

Cara “A” del mapa que vino el el interior de la caja del juego en España.

Al igual que el resto de los juegos que vendrían más adelante, en Hyrule Fantasy íbamos aumentando nuestros corazones conforme acabábamos con los monstruos de final de nivel, un total de nueve niveles hasta llegar al combate final con Ganon.

Link contra Ganon, el esperado momento del juego.

Desde el primer juego se incorporaron armas como el arco, las bombas, un boomerang o el brazalete mágico. Objetos que se utilizarían en las siguientes entregas y que tendrían mayor protagonismo que en este juego, simplemente por la limitación de la época.

La banda sonora se nos quedó grabada en nuestra gramola particular, partituras compuestas magistralmente por el genial Kōji Kondō, compositor habitual de la saga. La música, los sonidos, gráficos, la forma de poder movernos por el mapeado, todo estuvo dirigido a la perfección por los productores Shigeru Miyamoto y Takashi Tezuka.

Como habéis leído, The Legend of Zelda marcó un antes y un después en la forma de crear los videojuegos, en concreto los RPG. Link, Zelda y Ganon (o Ganondorf) vinieron para quedarse por muchísimo tiempo. Han pasado 35 años desde que nos enganchamos con las aventuras de Link y Cía, y éste año parece que será muy especial para los fans de Nintendo. A falta de un Nintendo Direct especial del 35 aniversario de la saga, volveremos a las vastas tierras de Hyrule una vez más para dejarnos llevar por enésima vez por la magia que se respira en cada píxel del mundo de The Legend of Zelda.

¡¡¡FELICIDADES NINTENDO, FELICIDADES THE LEGEND OF ZELDA!!!

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí