Análisis de Football Manager 2021 Touch

0
9981
Publicidad
Publicidad

Juego disponible también en Xbox One, Xbox Series X/S, Mac Os y Pc.

¡Football Manager ha vuelto!, y mejora prácticamente en todo lo mostrado en su anterior entrega de 2020. Ahora tenemos la edición 2021, y Sports Interactive al menos, parece haber hecho los deberes. Mientras que FIFA se ha estancado en Switch a medida que continuamos decepcionados con cada lanzamientos de ‘Legacy Edition’, los juegos de Football Manager continúan agregando nuevas funciones cada año: aunque estas son ocasionalmente arbitrarias y no necesariamente significan que el juego esté evolucionando con fuerza versión tras versión, pero no obstante, es bienvenida cada mejora que se van incluyendo año tras año (haber si vamos tomando nota EA).

Este año, el cambio más notable se produce durante los propios partidos, donde la interfaz de usuario se ha renovado por completo para Football Manager 2021 Touch. El juego ahora muestra a todo tu equipo en la parte inferior de la pantalla, donde puedes ver su calificación o estado físico en un vistazo. Puedes tocar el ícono de cualquier jugador en la parte inferior para que se muestre una serie de opciones, ya sea sustituyéndolos, cambiando sus tácticas o dándoles instrucciones.

La pantalla de la jornada también tiene nuevas incorporaciones. El lado izquierdo de la pantalla muestra las estadísticas generales de tu partido, mientras que el lado derecho te ofrece una serie de páginas de estadísticas personalizables entre las que puedes cambiar a través de un menú desplegable. Mientras tanto, en el medio, una nueva sección de Dugout le permite a su entrenador, por ejemplo: dar consejos o sugerir cambios mientras jugamos.

Fuera de los partidos se han agregado algunas características nuevas. El más útil de estos son las estadísticas posteriores al partido: ahora se presenta más información después de cada partido, que incluye una nueva calificación llamada xG (goles esperados). Esto analiza el rendimiento general de tu equipo durante el partido, centrándose principalmente en la cantidad de tiros que se realizó, e indica cuántos goles debería haber marcado.

La estadística xG es una forma útil para saber si todo el trabajo que están realizando nuestros jugadores en el campo realmente está dando sus frutos con una línea de puntuación que se muestra. Por ejemplo, si ganamos un partido por 1-0 pero tu xG fue 3-4, esto sugiere que tus jugadores están teniendo problemas con la pelota a la hora de anotar. El diseño general del sistema de menús también se ha modificado a medida que Sports Interactive continúa intentando mejorar la experiencia del usuario, que siempre ha sido bastante “inexacta” en Switch. Algunas pantallas ahora se muestran a través de pestañas en la parte superior de la pantalla, lo que facilita la navegación.

Si bien la sensación general es que los menús se han mejorado en comparación con el juego anterior, es seguro decir que los controles siguen siendo el aspecto más incómodo de jugar en Football Manager 2021 en Nintendo Switch. Jugar con los controles táctiles es relativamente sencillo, aunque la gran cantidad de detalles en la pantalla hace que a veces sea muy difícil tocar exactamente lo que estamos tratando de presionar, y en ocasiones seguiremos usando los botones del mando para acceder a ciertos menús.

Podríamos decir que Football Manager 2021 es un juego que se define casi por completo por su atención al detalle. Es justo decir que la pandemia ha tenido un impacto enorme en esta temporada, y que hubiera sido interesante tener una opción donde hubiésemos podido enfrentar las consecuencias que esto conllevaría, pudiendo tener que dirigir el equipo, ya sea en total disponibilidad de la plantilla o la necesidad de mantener el club a flote a pesar de los pocos ingresos obtenidos al no poder haber gente en la grada de los partidos, por lo que la recaudación del club sería mínima.

Todavía se necesita descubrir cómo hacerse más accesible el juego para los recién llegados, porque su sistema de control sigue siendo torpe en el mejor de los casos y francamente desconcertante en el peor. Los nuevos usuarios en la serie lucharán durante la primera temporada mientras intentan controlar dónde está todo y cómo navegar por los menús del juego, para poder así aprender los entresijos de cómo navegar por el juego.

CONCLUSIÓN

La búsqueda de un sistema de control intuitivo en Switch continúa, ya que Football Manager 2021 sigue siendo torpe y complicado de jugar. Sin embargo, sus controles continúan siendo algo incómodos y si consigues dominar su navegación por los menús, terminarás disfrutando con el mejor juego de gestión de fútbol portátil de todos los tiempos, gracias a sus opciones mejoradas de día de partido y sus estadísticas. Solo tienes que darle una temporada más o menos antes de que puedas dominarlo correctamente. Date a ti mismo un poco de tiempo sin agobiarte y terminarás disfrutando de un gran juego de gestión de fútbol portátil.

Hemos realizado el análisis gracias a un código proporcionado por Sega.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí