La Guardia Civil del Campo de Gibraltar sigue sufriendo ataques de las mafias del narcotráfico

0
10246
Publicidad
Publicidad

Un agente ha resultado herido al ser embestido por un conductor. AUGC reclama la declaración de Campo de Gibraltar como Zona de Especial Singularidad.

La escalada de violencia del narcotráfico en el Campo de Gibraltar no cesa. El último episodio se vivió en la noche del jueves en Torreguadiaro, pedanía de San Roque (Cádiz), cuando un conductor embistió a un agente de la Guardia Civil. El herido tiene contusiones en ambos brazos, rotura de escafoide y un golpe en la rodilla, aunque pudo haber sido mucho peor. «Para lo que pudo haber sido me encuentro bien. Me podía haber matado, porque ha ido a matarme», según declaraciones recogidas en el diario ABC.

El suceso tuvo lugar a las ocho de la noche en la playa de Torreguadiaro. Un dispositivo de la Guardia Civil intentó abortar el reflotamiento de una pequeña embarcación cargada con petacas de combustible para suministrar a alguna narcolancha en alta mar. «Recibimos el aviso de un intento de repostaje y al llegar nos encontramos a un montón de personas por la playa, muchos de ellos menores de edad. Detuvimos a uno y cogimos el combustible», señala el agente.

Este grave incidente es el penúltimo capítulo de una escalada sin fin de la violencia provocada por el narcotráfico en la zona del Campo de Gibraltar, en Cádiz, así como en otras áreas de interior, como su sierra. También la provincia de Málaga sufre esta lacra.

En este sentido, cabe recordar otro incidente que tenía lugar el pasado septiembre en la localidad de Bornos, en la Sierra de Cádiz, donde tres agentes de la Guardia Civil fueron tiroteados cuando investigaban una plantación de marihuana.

Por todo ello, AGUC debe mostrar una vez más su máxima preocupación por esta situación que no cesa, y reclamar al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, un incremento de la plantilla de la Guardia Civil en la provincia de Cádiz. Un aumento que, tras la reciente asignación de vacantes a la provincia, está lejos de producirse.

Para AUGC, estos hechos evidencian la necesidad de reforzar con más efectivos policiales y más medios técnicos la lucha contra el narcotráfico. Esta situación viene a reforzar aún más las reivindicaciones de AUGC sobre la necesidad de considerar la provincia de Cádiz como zona de especial singularidad por su peligrosidad y el alto sacrificio que realizan los agentes.

Y es que la violencia que ejercen clanes y mafias contra los agentes de seguridad en la costa andaluza no da tregua.

Por ello, tanto desde las delegaciones de Cádiz y Málaga, como desde la dirección nacional de AUGC, insistimos en la necesidad de reforzar los medios técnicos y humanos en estas provincias para combatir la lacra del narcotráfico.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí