Torrevieja ha rozado la tragedia

0
10253
Publicidad
Publicidad

Una crónica de Carmen Martínez Infante

Cuando empieza a reinar la calma en la localidad alicantina de Torrevieja en esta noche del 19 de noviembre de 2020, y cuando ya empiezan a conocerse detalles de la trama que un desequilibrado había urdido para provocar una tragedia entre sus vecinos, sabemos que la Guardia Civil no ha podido localizar llegado el anochecer al autor de la explosión que ha tenido lugar esta mañana a las 06.17 horas en la Calle Diego Ramírez de la capital salinera de España.

El perturbado autor de los gravísimos daños había sido denunciado por sus vecinos, pero nadie había puesto límites a sus amenazas. Como siempre, en España necesitamos una desgracia para que los responsables de la seguridad, sobre todos los políticos, actúen, y éste es un caso más que evidente.

El autor de este intento de masacre había calculado todo. Varias bombonas de gas butano colocadas junto a otras de camping gas y botellas de gasolina. La onda expansiva ha querido que en lugar de hundirse el edificio, la fuerza de la explosión haya salido en dirección a la propia calle, amortiguando una tragedia similar a los atentados terroristas que todos los españoles de bien mantenemos en el recuerdo y en nuestra memoria.

Interior de la vivienda donde se ha provocado la explosión en Torrevieja

Nada más producirse la explosión, han acudido agentes de la policía local, de la guardia civil, bomberos de la Diputación, y el protocolo se ha activado de forma inmediata temiéndose lo peor en un primer momento, pero afortunadamente no hemos lamentado desgracias personales.

Según ha trascendido, el autor de la explosión quería dañar a sus vecinos, con quien tenía una especial inquina y, además, los había amenazado. Pero nadie hizo nada para evitar lo de hoy. Las bombonas de gas estaban colocadas pared con pared con el dormitorio donde descansaba un matrimonio. Gracias a Dios la fuerza de la explosión cogió una dirección que les salvó la vida.

En total han sido más de doce las viviendas afectadas, junto a media docena de vehículos dañados en la calle, amén de otros desperfectos que irán apareciendo en las próximas horas

En un país como el nuestro, donde los políticos presumen de una tupida red de gestión en beneficio de la sociedad, y sobre todo se invierten miles de millones de nuestros impuestos en favor de los menos favorecidos o discapacitados, resulta de todo punto denunciable que un desequilibrado que había marcado su “hoja de ruta”, estuviese libre y sin control de nadie.

Policía Local, Bomberos de la Diputación y Guardia Civil han actuado de inmediato

Torrevieja ha rozado la tragedia. Ojalá se tome buena nota y la historia jamás vuelva a repetirse. Lo verdaderamente importante ahora es que entre todos, podamos dar con el paradero de este particular “bin laden”, en una colaboración entre los ciudadanos y la Guardia Civil necesaria para ponerlo ante la Justicia y evitar con ello que la historia se repita.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí