Vox recuerda que el sector hostelero de España se hunde un 30% ante las nuevas restricciones

0
10703
Publicidad
Publicidad

Según ha denunciado hoy Iván Espinosa de los Monteros, el gobierno del PSOE y Podemos conduce a España a una crisis económica sin precedentes y provoca el hundimiento del sector hostelero en un 30%.

Las nuevas restricciones y la incertidumbre creada por la gestión gubernamental de la pandemia están creando una situación en la que los españoles se han visto obligados a reducir el consumo privado. A ello vendría a añadirse que, ante el cierre del sector hostelero en las comunidades de Galicia, Murcia y Cataluña y la previsión que existe para Andalucía, las ayudas para salvar el sector ya han sido cifradas en torno a los 8.500 millones de euros.

En ese sentido la hostelería en España ha sufrido ya una caída del 30%. En esta crisis económica las actividades de bares y restaurantes son las que se están viendo más afectadas. También el alojamiento es un sector que esta siendo muy perjudicado con una caída del 70%  en comparación con el año pasado.

Para el partido que lidera Santiago Abascal, el estado de alarma impuesto por el gobierno de Sánchez ha traído consigo una serie de restricciones sobre la actividad y la movilidad que han afectado gravemente a toda España. Además, a la falta de consumo ya de por sí ralentizada por la pandemia y por el Gobierno, hay que sumar la voluntad de ahorro de las familias españolas, que, en previsión de un futuro de incertidumbre, optan por ahorrar y gastar menos.

Otro de los sectores económicos que se han visto afectados es el del mercado de los automóviles, con un retroceso del 33% este año pues si no estuviésemos en esta situación se hubiesen matriculado entre enero y junio 650.000 turismos, 315.000 más de los que se han registrado.

VOX, el pasado mes de marzo, presentó un conjunto de medidas en su plan Protejamos España con el objetivo de proteger tanto la salud como el tejido económico de nuestro país. Dentro de ellas y para el caso que nos ocupa destacaban tanto el plan de Emergencia Económica Nacional como la medida, cifrada en 80.000 millones de euros, que hubiera obligado al Estado a pagar las nóminas de todos los trabajadores a los que el confinamiento les impidió trabajar durante 3 meses.

En este Plan, tal y como explicó el vicesecretario de relaciones internacionales del partido y diputado por Madrid, Iván Espinosa de los Monteros, se contemplaban medidas como la suspensión de las obligaciones tributarias de las empresas (IVA e IRPF y pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades), la de todos los impuestos que gravaban el consumo de suministros de los hogares de los españoles (agua, luz y gas) y del impuesto de sucesiones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí