Análisis de Konami Collector’s Series: Castlevania & Contra

0
10311
Publicidad
Publicidad

Cuando nos hablan de la saga Castlevania o de Contra los que vivimos la experiencia de jugarlos en la época de los 8 bits se nos dibuja una sonrisa recordando los buenos (y difíciles) momentos que pasamos jugando con ellos. Desde hoy mismo y gracias a GOG.COM podemos revivir aquellos momentos que tanto marcaron nuestras vidas, pero ahora en ordenador. Hoy se pone a la venta y el pack se compone de 5 juegos legendarios como son: Castlevania, Castlevania II: Simon’s Quest, Castlevania III:Dracula’s Curse, Contra y Super C. Vamos a analizar brevemente cada uno de ellos y ver si siguen viéndose tan genial como antes. Empecemos:

CASTLEVANIA

El juego original de 1986 apareció por vez primera en MSX bautizado como Vampire Killer y como Haunted Castle en su versión arcade. El juego nos narra que Drácula y su castillo han aparecido, resucitados por los rituales de las almas de sus siervos, tras lo que el conde planea su venganza contra el clan Belmont. El último descendiente de este linaje de cazadores de vampiros, Simon, no tarda en embarcarse en una nueva cruzada rumbo al castillo de Drácula, donde deberá atravesar 7 niveles plagados de criaturas hasta llegar a Drácula y devolverlo a la tumba.

El juego es un port 1:1 con respecto al original, con los mismos gráficos, mismo sonido, músicas y sprites para los enemigos. Y ahí está la gracia. El juego llega a su final cuando Simon atraviesa los 7 niveles y derrota a Drácula en la torre más alta de su castillo, aunque antes de morir maldice al héroe, dando pie al segundo capítulo de la serie, Castlevania II: Simon’s Quest…

Es cierto que en cuestión de 35-40 minutos podemos completarlo, pero la gracia de este tipo de iniciativas está en revivir los cimientos de los grandes títulos del mundo de los videojuegos. Totalmente disfrutable de principio a fin.

CASTLEVANIA II: SIMON’S QUEST

Simon Belmont repite como protagonista, llevándonos la trama varios años después de la cruenta batalla contra el señor oscuro. Por desgracia para el famoso cazavampiros, las heridas sufridas durante tal enfrentamiento no cicatrizaron, portando en él una maldición. O, al menos, eso es lo que le dice una misteriosa figura, además le proporciona la información necesaria para deshacer los planes del vampiro: reunir las cinco reliquias de Drácula en las ruinas de su castillo para, una vez invocado, volver a derrotarlo y sellar su poder para siempre… si es que es posible tal cosa.

En este capítulo se elimina el juego lineal por el componente RPG. Por desgracia, ni la acción, ni la aventura, ni el componente RPG tienen un desarrollo acertado, y en algún caso rozan lo desastroso. Características impropias de una compañía del calibre de Konami. Empieza nuestra aventura en las calles de un pueblo de Transilvania, en la que encontraremos personajes con los que hablar, comerciantes a los que comprar objetos y lugares donde recuperar la salud. Nos esperarán distintos escenarios, generalmente pequeños, en los que combatiremos contra diversos seres infernales hasta que eventualmente lleguemos a otro pueblo, alguna de las mansiones en las que se ocultan las reliquias o un callejón sin salida. En general, en los juegos de aventuras el héroe toma pistas de los personajes para saber cómo progresar, pero en el caso de Castlevania II no funciona así. El 90 % de lo que dicen los habitantes de las ciudades es inútil, absurdo, o directamente mentira. En algunos casos dan pistas falsas explícitamente, de forma que el jugador puede estar insistiendo en una serie de acciones que no funcionan sin saber exactamente qué está haciendo mal, y eso amigo mío, es completamente frustrante. Como novedad se incluyeron los ciclos de día y noche. Cuando accedemos al menú, podemos ver en la parte superior un cronómetro que simboliza los días, horas y minutos –en tiempo de juego– consumidos durante la aventura. A las 6 a.m. amanece y a las 6 p.m. se hace de noche, durando cada intervalo casi cuatro minutos reales. Las diferencias son significativas, ya que los enemigos son más fuertes y dejan más experiencia y corazones durante nuestras incursiones nocturnas; sin embargo, los habitantes de la cuidad y los comerciantes se esconden tras sus puertas hasta que el sol de la mañana derrota a la oscuridad.

Lo único que no se quema del juego junto a Drácula y los enemigos en la hoguera es su fantástica banda sonora, con temas que de nos quedarán grabados en nuestra mente para siempre. Castlevania II: Simon’s Quest es un juego desastroso que sólo es recomendable para aquellos que tengan curiosidad por los orígenes de la saga. Bebe más de Vampire Killer de recreativa que del primer Castlevania, pero lo enfoca de manera nefasta en casi todos los aspectos. El componente aventurero hace aguas por todas partes, siendo críptico y engañoso hasta la saciedad. Una apetecible curiosidad histórica para los jugadores más fisgones, pero avisados quedáis: lo que encontraréis no será más que pura maldad.

CASTLEVANIA III: DRACULA’S CURSE

En esta entrega se abandonan los elementos de aventura y rol que caracterizaban a la segunda parte de la serie, para adentrarse en un estilo mucho más fiel al original. Sin embargo tiene algunas diferencias con el primer Castlevania. En primer lugar, hay que decir que no es un juego lineal como el primero de la serie, el protagonista puede ser asistido por uno de sus tres ayudantes y, después del primer nivel y en varios puntos del mapeado se puede escoger entre dos caminos diferentes. Estamos en el año 1476, y el Conde Drácula ha comenzado a hacer estragos en Europa con un ejército de monstruos. La familia de cazavampiros Belmont, una vez exiliada de Valaquia, son convocados por la iglesia. Temían la energía sobrehumana de los Belmont, pero con Drácula amenazando con arrastrar a Europa a la oscuridad, no tienen otra opción que pedir ayuda a Trevor Belmont, actual portador del látigo Vampire Killer.

En cuanto a la jugabilidad, no solo nuestro protagonista, Trevor Belmont, responde a la perfección a las instrucciones que le enviamos a través del pad, sino que también su control general es bastante sencillo y todos sus movimientos y ataques son muy fáciles de ejecutar. Además, tiene un buen número de fases y una dificultad bastante elevada, en la línea de otros Castlevania. Además, los diferentes caminos que nos llevan a diferentes finales lo hacen muy rejugable. El juego consta de un total de 10 zonas diferentes sin contar con los caminos alternativos, lo que casi dan lugar a cerca de 20 niveles. Para solventar la dificultad del juego contamos con algunos items de ayuda, entre los que destacan las armas secundarias como cuchillos, hachas o agua sagrada, así como los corazones que nos aumentan el número de usos del arma obtenida. También habrá otros objetos de interés como aquellos que nos restauran la vida o que acaban con todos los enemigos en pantalla como pasaba en anteriores juegos.

En esta ocasión Konami si hizo los deberes y nos entregó, sin lugar a dudas, la mejor entrega de los tres, tanto en gráficos, dificultad y apartado sonoro. Un genial juego de plataformas y acción para NES que encantará a todos los aficionados al género. Obra maestra.

CONTRA

La primera aparición de este gran título fue el 20 de febrero del 1987 para las máquinas recreativas, donde posteriormente tendría su aparición en ordenadores con el nombre de Gryzor y en consolas como la Nintendo Entertainment System en 1988 y para MSX 2 entre otras. Contra es un juego de acción y plataforma desarrollado por Konami tipo Run n´ Gun, además de ser considerado como uno de los mejores juegos clásicos para la consola NES.

La historia del juego trata que a causa del impacto de un meteorito (en el cual se encuentra forma de vida alienígena) se desencadenan una serie de acontecimientos que son producidos en el año 2633 cuando una organización terrorista de origen extraterrestre denominada Blood Falcon toma el control de la isla para posteriormente dominar el mundo. Bill y Lance son parte de la unidad Contra la cual es un grupo de élite de soldados especializados en la guerra de guerrillas. Su misión es destruir a las fuerzas alienígenas enemigas que quieren apoderarse y controlar la tierra.

El juego es de scroll lateral en el que deberemos de acabar con todo tipo de persona o ser que se nos ponga por delante hasta llegar donde se encuentran los alienígenas en una isla de Nueva Zelanda. Contra ha sido considerado por muchos unos de los juegos más difíciles que existen, ya no sólo por sus escasas 3 vidas que tienes, sino por la multitud de enemigos que salen a nuestro paso. El juego consta de 7 niveles, pero siempre es mas ameno y menos desafiante jugando a dobles (y sobre todo si introduces el código de Konami en la pantalla del título: arriba, arriba, abajo, abajo, izquierda, derecha, izquierda, derecha, B, A, select y start). Un juego único e irrepetible.

SUPER C

La historia nos lleva un año después de los sucesos acontecidos en Contra en donde Bill y Lance son contactados para enfrentarse a un ejército que aparentemente se ha rebelado, pero en realidad se trata de un grupo de soldados inocentes que fueron infectados por los alienígenas sobrevivientes de la misión anterior que han evolucionado de alguna forma en una amenaza mucho mayor.

Super C es un Run n´ Gun que presenta niveles tanto de desplazamiento horizontal como vertical, lo que sumado Inteligencia Artificial de los enemigos, hace que este título sea todo un reto incluso para los más experimentados. Super C contiene una versión revisada y mejorada del motor gráfico de su predecesor, ya que ahora los escenarios horizontales de los niveles 1, 3 y 4 gozan de una variedad de inclinaciones que les permite representar con mayor exactitud las irregularidades de los terrenos que representan, mientras que los verticales presentan cierta sensación de profundidad bastante convincente, mientras que los sprites de los personajes jugadores y de los enemigos tienen un diseño sencillo, aunque el de los jefes de nivel es un poco más elaborado y cuentan con un rango de animaciones bastante más completo.

En resumen, Super C es un título que ayudó a sentar las bases de lo que debe ser un Run n´Gun, además de presentar distintas innovaciones técnicas que no se creían posibles de alcanzar en una NES. Posee un factor de rejugabilidad bastante alto a pesar de su elevada dificultad, lo que lo convierte en uno de los títulos favoritos de los speedrunners y de los amantes del género.

CONCLUSIÓN

Konami Collector’s Series: Castlevania & Contra es una oda a la nostalgia, un paseo por los años en los que predominaba más la diversión que el lore o el acabado perfecto. Un pack altamente recomendable para poder entender lo que es la industria hoy en día. El pack lo podeis adquirir por tan sólo 5.99€ en GOG.COM.

Hemos realizado el análisis gracias a un código que nos ha facilitado por GOG.COM
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí