La Policía Nacional detiene en Benidorm a cinco personas por la sustracción de más de 160 kilos de limones ecológicos

0
10020
Publicidad
Publicidad

La investigación tuvo su inicio el pasado mes de febrero a raíz de las numerosas denuncias en las que se daba cuenta multitud de robos de fruta cometidos en fincas ubicadas en la Marina Baixa

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cinco personas de distintas nacionalidades, de edades comprendidas entre los 17 y 54 años de edad, acusados de un delito de hurto de al menos 160 kilos de limones ecológicos sustraídos del interior de una finca situada en la Partida del Salto del Agua de Benidorm para posteriormente venderlos en una frutería de la misma localidad.

El pasado mes de febrero se recibieron en la Comisaría de Benidorm numerosas denuncias en las cuales se daba cuenta de multitud de robos de fruta cometidos en el interior de varias fincas ubicadas en la zona de la Marina Baixa, cantidades que excedían del mero consumo particular.

Agentes integrantes del Grupo 5º de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría Local de Benidorm iniciaron una investigación con el objeto de recabar toda la información posible y poder identificar a los presuntos autores de los hechos.

En uno de los robos efectuados, los presuntos autores sustrajeron más de 160 kilos de limones ecológicos del interior de una finca situada en la Partida del Salto del Agua de Benidorm cuyo perjuicio económico ascendía a casi 500 euros.

Siguiendo con las pesquisas los investigadores tomaron declaración a los testigos de los hechos, los cuales les informaron de un vehículo que se encontraba estacionado por las inmediaciones el día de los hechos, observando a su vez a cuatro individuos con mochilas llenas de gran cantidad de limones.

Los agentes localizaron el vehículo con el que se había cometido el robo, logrando además identificar a todos los autores, entre los que se encontraba un menor de edad, los cuales manifestaron a los investigadores que la mercancía robada la habían vendido en una frutería de la localidad de Benidorm.

Con los datos recabados, los investigadores confirmaron que habían dos fruterías, cuyo propietario era la misma persona, que se dedicaba a receptar la fruta sustraída para posteriormente venderla en el establecimiento, una vez identificado se procedió a su detención por un delito de receptación, igualmente se realizaron dos inspecciones en ambos establecimientos en las que participaron agentes de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional a la Comunidad Valenciana y en las que se levantaron siete actas por diferentes irregularidades.

De todas las gestiones practicadas se dio cuenta al Juzgado de Instrucción en Funciones de Guardia y a Fiscalía de Menores de la ciudad de Benidorm.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí