Díaz Ayuso propone un Plan nacional de Movilidad con un estudio de las costumbres de los ciudadanos

0
10513
Publicidad
Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha propuesto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la puesta en marcha de un Plan nacional de Movilidad de cara a los próximos meses para hacer frente al COVID-19 y, sobre todo, pensando en las capitales de provincia del país, las más golpeadas con los rebrotes de esta enfermedad. Lo ha hecho durante su intervención en la Conferencia de Presidentes de Comunidades Autónomas celebrada hoy de manera telemática para abordar, entre otros asuntos, la vuelta a las clases.

En este Plan, como ha pedido Díaz Ayuso, se incorporaría un estudio de movilidad que podría realizar tanto el Gobierno central como la Comunidad de Madrid, para conocer cuáles son los usos y costumbres de los ciudadanos en esta materia, y poder tener una idea de cuáles van a ser en las próximas semanas los lugares de mayor concentración. “Pase lo que pase, las capitales vamos a estar en una situación de mayor vulnerabilidad”, ha subrayado.

En este sentido, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha recordado que lleva meses solicitando planes que afectan al transporte, y que, en el en caso de la región, se traduce en las estaciones de AVE, el kilómetro cero de las carreteras y el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Así, ha reiterado que este último es una entrada de personas de todas partes del mundo, que requiere de una estrategia para evitar los contagios exteriores.

Por eso, Díaz Ayuso contempla también que, a nivel internacional, exista algún tipo de actuación conjunta que permita, por ejemplo, hacer obligatorio la realización de pruebas PRC en origen.

Reunión bilateral con el Gobierno

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha vuelto a solicitar al Gobierno central una reunión bilateral para tratar de un plan específico de la región, por sus características concretas, también relacionadas con el mismo transporte o su densidad de población; y ha planteado criterios comunes en la normativa para tratar aspectos como las bajas de los padres por las cuarentenas de sus hijos o la prohibición de fumar en espacios públicos.

En cuanto a la próxima convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), la presidenta madrileña ha hecho hincapié en la necesidad de disponer de más financiación de cara al año 2021 para atender y dar continuidad a todas las contrataciones extraordinarias que se están realizando, tanto de profesores como de sanitarios, con motivo del COVID-19.

En la vuelta a las aulas, el Gobierno regional contempla la contratación de casi 11.000 profesores mientras que desde el inicio de la pandemia se ha contado con 10.000 sanitarios nuevos a los que se les ha prolongado sus contratos hasta diciembre. “No podemos perderles a mitad de curso porque no tenemos más presupuesto. Estamos anteponiendo la crisis sanitaria a todo lo demás”, ha sostenido.

Por ello, Díaz Ayuso ha recalcado la importancia de centrarse en estos momentos en todo lo relacionado con la pandemia, su situación epidemiológica desde el punto de vista de atención sanitaria y la vuelta a los colegios, una preocupación que la dirigente del Gobierno regional siempre ha trasladado a Sánchez en estas reuniones de presidentes durante los últimos meses.

De hecho, el pasado 9 de julio, la Comunidad de Madrid ya dictó las instrucciones para el inicio de curso en septiembre, con cuatro escenarios, y la semana pasada fue la primera CCAA que presentó un plan específico con más profesores, menos ratios y un refuerzo de la parte tecnológica para hacer posible el régimen semipresencial entre los estudiantes más mayores.

Preocupada por la educación

Ya en la undécima videoconferencia de presidentes, celebrada el 24 de mayo, reclamó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la activación de grupos de trabajo para diseñar el regreso a las aulas con una estrategia nacional. “Tenemos que abordar juntos la problemática porque el no haber un plan de coordinación nos tiene desubicados”, señaló entonces Díaz Ayuso.

Además, en la videoconferencia del 29 de marzo, aparte de solicitar la habilitación de un Fondo Extraordinario no reembolsable dotado con 1.200 millones, de los cuales 100 millones quería destinarlos a Educación, criticó que el Ministerio de Educación y FP estuviera manejando un calendario escolar con las clases, la EVAU de junio y las oposiciones que no había consultado con las CCAA. La presidenta ha insistido siempre en que haya un plan educativo a nivel nacional.

También pensando en cómo afectaría los meses de las clases a distancia en los colegios durante el Estado de Alarma, el 15 de abril, en la Conferencia Sectorial de Educación, la Comunidad de Madrid planteó que los centros escolares iban a elaborar un informe a final de curso para comprobar los contenidos que no se habían impartido y que fueran imprescindibles para el curso 2020/21.

Asimismo, el 4 de junio, Díaz Ayuso compareció en el pleno ordinario de la Asamblea de Madrid y lanzó su propuesta, encaminada a ir preparando el regreso a las aulas: analizar la vuelta al colegio el próximo curso con propuestas de todos.

Durante los últimos meses, además, ha mantenido distintas reuniones para abordar el aumento de las tecnologías en las aulas con la previsión de que se tuviera que volver en régimen semipresencial o hacer uso de ellas por temas de contagio. Una de ellas fue con el presidente de Telefónica, con el que estuvo tratando proyectos digitales a implantar en los colegios de cara al próximo curso.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí