La web de la Generalitat Valenciana no informa sobre el inicio del curso escolar desde el 7 de agosto

0
10981
Publicidad
Publicidad

Paguemos impuestos para ésto. Se me ha ocurrido entrar en la web que pagamos entre todos, la de la Generalitat Valenciana, para ver qué noticias se ha dignado en ofrecer el Conseller Marzá sobre la vuelta al colegio de nuestros pequeños. Y bien, ahí tienen la foto, aunque les invito a que entren a divisar Ustedes mismos lo que decimos. Una vergüenza sin precedentes. Nada de nada.

La noticia más cercana entre la retahíla de cosas que encontramos y que no interesan a casi nadie, hay una fechada el 7 de agosto, cuando se habla de una partida de emergencia para la compra de mascarillas destinadas a los centros educativos y….. para la desinfección de centros escolares, que espero sea mejor que la anunciada de limpieza y desratización de barrancos, porque las ratas nos comen a bocados, literalmente.

Yo puedo entender que sea agosto y esta caterva de golfetes dedicados a la política anden pendoneando por sus lugares de veraneo. Créanme, lo puedo llegar a entender en un año donde muchos no hemos podido salir a ninguna parte entre los miedos a la pandemia y la falta de recursos económicos, o ambas cosas a la vez.

Pero jamás entenderé que ante la mayor preocupación de las familias en estos momentos, que es la vuelta al curso escolar y la salud de sus hijos, tengamos a Puig, Oltra, Marzá y la compañía, con tapabocas que le impidan hablar de cómo y qué manera van a retornar nuestros niños al colegio. Es un escándalo sin precedentes que me permite, a título personal, exigir la dimisión de todos, sin excepción. Cuando no hay respeto de un político al ciudadano que le paga por gestionar los designios de una sociedad, se acabó todo.

Han olvidado que son empleados nuestros. Se creen los dueños de la finca, y son simples mandados de un pueblo que estamos hasta más arriba de los pelos de toda esta carroña de políticos irresponsables e ineptos

De igual forma, creo que ha llegado la hora de exigir a nuestros alcaldes, pueblo a pueblo, que se dejen de tocar las pelotas, y empiecen a defender a sus vecinos allí donde haga falta y sea menester. El alcalde de mi pueblo, por ejemplo, en mayo de 2019 me envió propaganda electoral para que le votase, me llamó por teléfono para pedirme el voto, me llamó mil veces para pedirme opinión sobre la evolución de la campaña….. y ahora, y ahora el muy canalla, ni se ha preocupado por mí y mi familia, amén de no haberme enviado una mascarilla como detalle ante el sufrimiento que todos estamos padeciendo.

Ni un gesto. Pero, eso sí, él anda de vacaciones a cuerpo de rey con mi dinero, porque aparte de no hacer nada como alcalde, tampoco lo hace como diputado autonómico que es. Un golfo en toda regla con certificado de pedigrí del club de corruptos socialistas.

Ya vendrán, ya tocarán la puerta pidiendo confianza y votos. Yo tengo claro que si para entonces siguen los mismos donde están ahora cobrando por no hacer nada, la patada que van a recibir en el tafanario va a ser de esas que no olviden en su vida. Tiempo al tiempo. Estoy muy harto, increíblemente harto de esta porquería de gentucilla en los gobiernos y en la oposición, porque si malos son unos, agárrense a los otros.

Puedo decir de quien se presentó para alcalde por el PP en mi pueblo hace año y tres meses, que no sé cómo suena su voz. Con esa oposición ya me dirán el futuro que tenemos aquí, allá y acullá. Ver para creer. ¡Paciencia!

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí