Los pantanos de Alicante cerrarán el año hidrológico con excelentes reservas de agua

0
10405
Publicidad
Publicidad

La gota fría de septiembre del pasado año sirvió para llenar los pantanos y asegurar con ello el suministro a los pueblos y las necesidades de la agricultura. La caída del turismo también ha ayudado a llegar al mes de agosto con los pantanos principales con reservas que supondrá cerrar el año hidrológico el 31 de agosto con reservas pocas veces vistas a estas alturas del año.

Vista del embalse de Guadalest desde la plaza del pueblo

Como es sabido, el norte de la provincia de Alicante no tiene pantanos en su territorio, como es el caso de la Marina Alta. En cambio en la Marina Baja hay dos que son esenciales para el suministro de agua a ciudades turísticas como Benidorm, Altea, Villajoyosa, l´Alfàs del Pi, Polop o La Nucía.

Según los datos ofrecidos este 10 de agosto desde la Confederación Hidrográfica del Júcar, a la que pertenecen los embalses de Guadalest y Amadorio, están al 69% y 73% respectivamente de su capacidad

Cauce del pantano del Amadorio en Villajoyosa

Destacar que hace exactamente un año, el pantano de Guadalest estaba al 53% y el de Villajoyosa al 32%. En números globales, hoy la comarca tiene embalsadas 20 Hectómetros Cúbicos, mientras que hace doce meses la situación era de contar con tan sólo con 12 Hm3.

El otro gran pantano de la provincia de Alicante, en este caso perteneciente a la Confederación Hidrográfica del Segura, es el de La Pedrera en Orihuela, con una capacidad de 246 Hm3 y que hoy mantiene embalsados 89 hm3, un 36% de su capacidad.

El año hidrológico dará inicio el 1 de septiembre. Recordemos que el año pasado, la primera gota fría llegó al sureste español en la primera semana del mes. De momento las previsiones no apuntan a nada similiar, aunque como sabemos los nativos de esta tierra, la climatología aquí puede cambiar en 24 horas sorprendiendo a expertos y meteorólogos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí