Las colillas se acumulan por miles a diario en las playas de Alicante

0
10146
Publicidad
Publicidad

El servicio de limpieza de Alicante recoge una media de 5 kg diarios de colillas cada día de la playa, esto supone que los alicantinos dejan diariamente 2.500 colillas en la arena.

Dejar una colilla en la arena parece un acto inocuo: desaparece el residuo de la vista, desaparece el problema. Pero no es así. Las colillas suponen la tercera parte de los residuos que se acumulan en las playas españolas (el 30,6% según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona). Están hechas de acetato de celulosa, un material termoplástico que demora entre 5 y 10 años en degradarse y contienen sustancias tóxicas como cadmio, arsénico, níquel, alquitrán o tolueno cuyos efectos pueden durar todavía más.

Desde UTE Alicante recuerdan que el coste de la recogida de residuos (colillas, latas y envases de plástico principalmente) de las playas le cuesta a la ciudad entre 750.000€ y 800.000€ y que muchas veces la solución no está en limpiar más, si no en ensuciar menos. En verano, sobre todo, una ciudad limpia incluye nuestras playas y nuestro mar.

La molestia visual de encontrar colillas en la arena en un día de playa no es el más peligroso de sus inconvenientes. Son tan ligeras que es fácil que acaben en el mar, donde son el residuo más abundante y donde, en contacto con el agua, sus componentes nocivos se expanden y una sola colilla puede contaminar entre 8 y 10 litros de agua de mar (hasta 50 l. Si se trata de agua dulce), pasando esos componentes a la cadena alimenticia o siendo una causa de mortalidad directa de aves y cetáceos.

Por supuesto no se trata de un mal que afecte en exclusiva a las playas de Alicante. En España se calcula que en torno a 5.000 millones de colillas acaban en las playas, el 15% de los cigarrillos consumidos. En todo el  mundo se calcula en unos 4,5 billones de colillas acaban ensuciando el medio ambiente. Lo que supone un breve gesto individual en apariencia inocuo, acaba siendo un problema global. De hecho algunos científicos sitúan a las colillas como el primer residuo más común en el medio marino, por delante incluso que los plásticos.

Todos ganamos si dejamos los lugares que visitamos igual de limpios que cómo los encontramos, porque el mejor residuo es el que no se genera.

Tú haces Alicante. Nosotros hacemos Alicante.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí