TUI suspende todos sus vuelos con España por el estado de la pandemia asegurando con ello una catástrofe para el turismo

0
10151
Publicidad
Publicidad

Mientras estos días los dirigentes de España se han roto las manos aplaudiendo no sabemos el qué, llegan las cancelaciones en cascada para el turismo que iba a salvar en parte la castastrófica campaña veraniega. La noticia llegada desde el Reino Unido ha caído como un jarro de agua fría en el sector turístico, desde donde ya se piden medidas a un gobierno que sigue sin hacer nada por un sector clave en la economía española.

El operador turístico TUI ha asegurado esta noche de sábado que está cancelando todos los vuelos que debían partir hacia la España penisular y las Islas Canarias a partir de mañana domingo, después de que el gobierno del Reino Unido haya  establecido que todos los viajeros que llegaran al país británico procedentes de España deberían pasar una cuarentena de dos semanas a su regreso.

«Estamos increíblemente decepcionados por no haber podido conocer antes este anuncio, al suponer que esta decisión no se tomó ayer, ya que muchos británicos viajan de vacaciones el fin de semana», ha dicho Andrew Flintham, director gerente de TUI para el Reino Unido e Irlanda.

Andrew Flintham ha destacado también que «queremos saber por qué se ha emitido la cuarentena para todo un país, incluidas las Islas Canarias y las Islas Baleares, cuando las advertencias para viajar no están consensuadas aún ni son oficiales».

La decisión de la importante tour operadora se produce pocas horas después de que el gobierno británico haya desaconsejado todos los viajes, excepto los esenciales, a España, pero ha dicho que los turistas pueden continuar viajando a las islas de España si están dispuestos a aislarse después.

La obligación de hacer dos semanas de cuarentena para todos los viajeros que lleguen a Reino Unido procedentes de España ha originado que multitud de británicos llamasen a las compañías aéreas para cancelar sus vuelos, lo que ha llevado a la tour operadora TUI a tomar la radical decisión. Easy Jet y British Airways sí mantienen sus vuelos, por el momento.

Cuarentena de dos semanas

Reino Unido impondrá una cuarentena de dos semanas a todos los viajeros que vuelvan desde España a partir de esta medianoche, ante el incremento de los casos de coronavirus, según ha avanzado el periódico Sunday Times.

Esta nueva medida se une a otras conocidas esta misma semana. Noruega, por ejemplo, exige también una cuarentena -en este caso de diez días- para los turistas que lleguen desde España, Portugal, Bulgaria, Rumanía y Suecia entre otros.

Así, «las personas que regresen a Noruega desde España y Andorra deberán pasar por cuarentena durante 10 días a su regreso» en una medida que «se aplicará a cualquier persona que llegue a Noruega desde estos países después de la medianoche del viernes 24 de julio», según las recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores noruego en su página web.

Este sábado se ha conocido también que Bélgica ha recomendado que quienes regresen desde Aragón, Cataluña, Extremadura, La Rioja y País Vasco se sometan igualmente a una cuarentena.

El Ministerio de Exteriores belga ha señalado en la lista que estas provincias están en la lista ‘naranja’, lo que implica que se recomienda que los turistas se realicen pruebas, de carácter voluntario, a su regreso, al tiempo que cita como recomendable que entren en cuarentena.

También Francia anunció este viernes medidas restrictivas. El primer ministro francés, Jean Castex, aconsejó «vivamente» a sus ciudadanos que eviten viajar a Cataluña ante «los indicios de degradación de la situación sanitaria».

«La situación en Cataluña muestra indicadores sanitarios degradados. Recomendamos vivamente a los ciudadanos franceses que eviten desplazarse allí mientras no mejore la situación en ese territorio», dijo en concreto Castex tras la reunión del Consejo de Defensa encabezado por el presidente francés Emmanuel Macron.

Castex explicó también que están en contacto con las autoridades españolas y catalanas para que vigilen que el flujo desde España a Francia también se limite en la medida de lo posible.

Con todo ello, la tragedia para el sector turístico español está asegurado ya en pleno verano, ni pensar quieren algunos lo que podría suceder a partir del mes de septiembre, cuando finalice la habitual “temporada alta”, este año más baja que nunca.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí