Arranca la canícula en un año extraño en lo meteorológico

0
10249
Publicidad
Publicidad

En Alicante, el récord absoluto de temperatura máxima está registrada en julio de 1994 con 41.7 grados. El verano más fresquito fue el de agosto de 1977, con unas medias nocturnas de 17 grados tan sólo

Los agricultores avisan del adelanto que algunas producciones delatan con el engorde de frutas que llevan un par de meses de adelanto, como es el caso de la naranja. Este 2020, año bisiesto para los supersticiosos, ha sido muy cálido desde el mes de marzo pasado, donde hemos llegado a tener temperaturas en junio más propias del mes de agosto, y sin embargo ahora parecen bastante bonancibles pese a estar desde hoy inmersos en la canícula, el periodo de tiempo en España donde el calor se agudiza en todas las regiones de la piel de toro.

Según podemos leer en la página www.tiempo.com, el 15 de julio no es un día cualquiera de verano para la meteorología, da inicio al periodo más cálido del año: la canícula. Su concepto echa raíces en nuestros ancestros, de hecho tiene un vínculo con la observación del cielo en tiempos pretéritos. Antiguamente la constelación Can Mayor -de ahí viene el nombre-, con la estrella Sirio conocida entonces como ‘la abrasadora’, aparecía en el cielo junto al Sol en esta época de temperaturas muy altas. Hoy ya no coinciden en el calendario el orto helíaco de Sirio y la etapa más cálida, pero el nombre ha quedado asociado a esta última, independientemente de que la constelación ahora aparezca a principios de septiembre.

Atendiendo a la estadística, los días más cálidos normalmente quedan encuadrados entre el 15 de julio y el 15 de agosto, poniendo esta última jornada fin a la canícula. Esto no quiere decir que antes o después no se puedan producir olas de calor importantes. Es más, la temperatura máxima absoluta registrada en una ciudad española pertenece a un 4 de julio, el de 1994, cuando Murcia alcanzó los 47,2 ºC. En estas fechas los rayos de sol nos llegan más perpendiculares que nunca y tanto el suelo como la superficie marítima están muy caldeados, de este modo se dan todos los condicionantes para que el calor sea marcado.

La semana del 20 al 26 de julio podría ser la más cálida de la canícula. Las temperaturas serán altas sobre todo en el interior de la mitad oeste peninsular, donde de nuevo superarán hasta en 3 ºC los valores normales. Este podría ser el caso de Castilla y León, Madrid, La Rioja o el norte de Extremadura. En la primera mitad de agosto todo parece indicar que los registros continuarán ligeramente por encima de la media en casi todas las regiones. Hará más calor de lo normal en el interior y el cuadrante suroeste; en el este y norte de la Península las temperaturas podrían estar más cerca del promedio histórico.

En cuanto a las precipitaciones, no suele ser un periodo en el que se prodiguen demasiado. Hasta el día 26 podrían estar en la media, después todo apunta a que se mantendrán por debajo de esta en gran parte del norte y este peninsular, abarcando también el Sistema Ibérico y Pirineos, que son las zonas más tormentosas en esta época del año.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí