Un dron vigila las playas de Alicante para garantizar las medidas de seguridad

0
10226
Publicidad
Publicidad

Además, como refuerzo, las playas de Alicante cuentan con un centenar de Policías Locales, socorristas, Protección Civil y los auxiliares e informadores

El Ayuntamiento de Alicante ha comenzado a volar el Dron de los Bomberos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento durante la semana para vigilar con la Unidad de Medios Aéreos no Tripulados -UMANT- desde el aire los aforos en la playa y evitar aglomeraciones en Alicante, con el objetivo de poder alertar a la Policía Local si observaban algún incumplimiento o zona con mayor acumulación de personas.

De esta forma los bomberos han volado hoy el Dron en la playa de San Juan e instalado el Puesto de Mando Avanzado donde se ha dispuesto el operativo de toma y despegue de los medios aéreos del SPEIS con un piloto, un bombero con el control de la radio frecuencia, y un mando del operativo.

Los vuelos que se realizaban en fines de semana, se han comenzado a partir de hoy a llevar a cabo también en días entre semana ya que se está observando un mayor número de turistas y personas, en tramos de 25 minutos, durante toda la mañana en los tres kilómetros de la Playa de San Juan del término municipal de Alicante, y han volando el Dron a una distancia mínima de 50 metros de la orilla sobre el mar, vigilando así toda la costa de arena y manteniendo una coordinación con Policía Local si se observa alguna aglomeración.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha explicado que “Alicante es una de las pocas ciudades en la que se controla con un Dron la playa, y debido a una mayor afluencia de personas en nuestras playas se está extremando las medidas de seguridad y la vigilancia, y pide a todos máxima prudencia, responsabilidad y colaboración porque es muy importante respetar y mantener las obligadas distancias interpersonales, usar mascarillas, acceder por las pasarelas señalizadas y hacer caso a las indicaciones de la Policía para evitar aglomeraciones en la arena y prevenir un rebrote de coronavirus en Alicante”.

El Ayuntamiento recuerda que el acceso y la salida de las playas debe hacerse por los pasillos marcados a tal efecto, será obligatorio el uso de calzado y mascarilla hasta llegar al emplazamiento en la arena y se tendrá que mantener una distancia de seguridad de dos metros entre grupos. Con motivo del COVID se han establecido medidas de seguridad para evitar contagios que son de obligado cumplimiento, y su desobediencia pueden ser sancionados por los cuerpos de seguridad que vigilan nuestra playas para proteger nuestra salud frente a la pandemia.

Además se recomienda a todos los usuarios el uso de sombrillas, como elemento que contribuye a favorecer el distanciamiento social, y el espacio mínimo entre los ejes de las sombrillas debe ser de cuatro metros

Asimismo los usuarios deberán respetar el espacio de entre seis y diez metros de ancho establecido en la orilla para uso exclusivo de paseo y acceso al baño, y las franjas de cinco metros de ancho para tomar exclusivamente el sol que están rotuladas en la arena y se señalizan con postes situados cada 50 metros.

Medio centenar de agentes de Policía Local garantizan con vigilancia la seguridad y que se cumplan las obligadas distancias de dos metros, y patrullan a pie, en bicicletas, en quads y con lanchas todas las playas, en la arena y la zona costera diariamente, junto con los socorristas, los voluntarios de Protección Civil y los auxiliares e informadores.

Los agentes recomiendan comprobar el estado de la bandera y ver como está el agua antes de entrar en la arena, si la playa tiene alguna limitación de acceso, aforo o permanencia, y acudir con la menor cantidad de objetos personales posibles o de valor, y mantenerlos siempre bajo supervisión.

Por ello la Policía solicita que cuando se van a colocar los objetos personales de toallas, tumbonas y otros, se debe garantizar un perímetro de seguridad de dos metros respecto a otros usuarios a ambos lados, y se recomienda el uso de sombrillas, como elemento que contribuye a favorecer el distanciamiento social.

Con respecto a la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo se debe desarrollar sin contacto físico, manteniendo una distancia mínima de dos metros entre los participantes. Y respetar las zonas acotadas con balizas para practicar deportes náuticos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí