El coronavirus mete en sus casas a los vecinos de Lérida y siete pueblos más de la provincia

0
10107
Publicidad
Publicidad

Así lo ha decidido el Gobierno de la Generalitat a través del presidente Quin Torra, quien ha argumentado que “las condiciones epidemiológicas así lo exigen y recomiendan”

La Generalidad ha ordenado la reclusión domiciliaria de los vecinos de Lérida, Alcarrás, Soses, Serós, Aitona, La Granja de Escarp, Masalcoreig y Torres de Segre. A partir de esta medianoche, los vecinos de esas poblaciones sólo podrán salir de sus domicilios para ir a trabajar, a comprar alimentos o a realizar gestiones urgentes relacionadas con la salud o el cuidado de personas mayores. La zona, habitada por unas 210.000 personas vuelve a la situación de los primeros días del estado de alarma. Este domingo se han notificado 190 nuevos positivos solo en el Segrià.

La consejera de Salud, Alba Vergès (ERC) y el de Interior, Miquel Buch (Junts per Catalunya) han sido los encargados de anunciar las nuevas medidas de confinamiento y además de la reclusión domiciliaria quedarán restringidos los desplazamientos a los servicios de seguridad y emergencias, salud, penitenciarios, sociales, residenciales, funerarios y judiciales. También se consideran “servicios esenciales” el transporte de alimentos para el abastecimiento de los comercios. Los Mossos patrullarán por Lérida y los otros siete municipios para comprobar que los ciudadanos cumplan con las medidas adoptadas.

Los casos de coronavirus en la comarca del Segriá aumentan en razón de unos 150 al día sin que el confinamiento perimetral adoptado hace ocho días haya reducido la incidencia de la enfermedad. Esa es la razón que aducen los representantes de la Generalidad para las nuevas medidas, que tan sólo hace 48 horas se habían descartado. Ha ocurrido igual que hace una semana, cuando Vergés negó que se fueran a restringir las entradas y salidas de la población en la comarca un día antes de que el presidente regional, Quim Torra, anunciara esa medida.

Los contagios se habían multiplicado por 6

Los rebrotes en la comarca del Segrià entraron en fase de descontrol el pasado viernes cuando se notificaron casi 300 contagios en un sólo día. 774 contagios en toda Cataluña en 24 horas. Una situación que hacía saltar todas las alarmas aunque desde la Generalidad se empeñaban en vender calma. El presidente del colegio de médicos de Lérida, Ramón Mur, llegó a afirmar tras conocer los datos que la curva era ya “como la de marzo” y sin embargo, durante esa jornada, ni el presidente Torra ni la consejera Vergès salieron a dar explicaciones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí