La Universidad de Alicante y una UTE local trabajarán conjuntamente para mejorar la gestión de residuos orgánicos de la ciudad

0
10169
Publicidad
Publicidad

Un equipo de Ingeniería de los Procesos Químicos de la Universidad de Alicante, dirigido por el investigador Pedro Varó analizará los procesos de biodigestión que se producen en la planta de biogás del CETRA (centro de tratamiento de residuos de Alicante), gestionado por la UTE de limpieza de la ciudad. Para ello, ambas entidades han suscrito un contrato que les permitirá llevar a cabo los trabajos que les permitirán mejorar la gestión de los residuos orgánicos de la ciudad. En esta línea se ha pronunciado el gerente de UTE Alicante, Alberto Gonzalo, para quien “la colaboración entre la empresa y la UA permitirá optimizar la gestión y valorización de los residuos que se generan en la ciudad”.

El equipo de expertos de la UA monitorizará el funcionamiento del digestor anaerobio de la instalación, un gran contenedor hermético donde bacterias fermentan los restos orgánicos en ausencia de oxígeno, produciendo gas metano a partir de fuentes renovables en el proceso.

La cantidad de biogás obtenido en esta instalación depende de ciertas condiciones, como el tipo de digestato (materia orgánica) que se utiliza, las bacterias que intervienen en cada fase del proceso o la temperatura, por lo que el control sobre cada uno de los factores es clave para optimizar su rendimiento.

Los datos recogidos servirán para mejorar el funcionamiento de la planta y aumentar su capacidad de producción de biogás, siguiendo la política de mejora continua de UTE Alicante, que ya en 2019 consiguió aumentar en un 22% la producción de gas.

Pedro Varó, investigador de la UA y responsable del proyecto, considera que con estos trabajos “la ciudad de Alicante dará un un paso más para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, pues comparte los objetivos de los ODS 7 (energía asequible y no contaminante), ODS 9 (Industria, innovación e infraestructura) y ODS 12 (producción y consumo responsables) ya que promueve la reducción de la generación de residuos y su reciclado y conversión en energía sostenible.” Y está  alineado con la estrategia Española de Economía Circular (EEEC).  

En este sentido se ha manifestado el vicerrector de Investigación y Transferencia de Conocimiento, Rafael Muñoz, quien asegura que “para la UA es importante toda transferencia que se haga a la sociedad a través de los grupos de investigación pero todavía más importante si además se alinea con los ODS que son uno de los aspectos dentro de nuestro plan de responsabilidad”. Por eso, el vicerrector de Investigación de la UA mantiene que este contrato va a suponer un gran paso adelante para lograr “un ecosistema más sostenible”.

La planta CETRA es una de las 27 instalaciones que existen en España para convertir la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos en energía renovable. En el caso de Alicante, el gas obtenido se utiliza para generar electricidad mediante un motor de cogeneración de 2 Mwh, la energía necesaria para suministrar diariamente a todo el barrio de San Blas.

La producción de biogás es una alternativa sostenible de gestión de residuos y producción de energía a partir de fuentes renovables fuertemente implantada en Europa, que sin embargo en España está infrautilizada, por lo que la gasificación de los residuos orgánicos, impulsada por ayuntamiento, ciudadadanía, Universidad de Alicante y UTE Alicante, supone un ejemplo a la vanguardia de la gestión de residuos y la economía circular en España.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí